País
Jueves 26 de Febrero de 2015

San Juan superó el 50% de su presupuesto para pagar salarios

Es una de las provincias que afronta con mayor cantidad de fondos propios el pago salarial. Río Negro lidera el ranking de mayor gasto público en sueldos y con menor aporte propio para solventarlos.

Los gastos de personal ya representan el 55% de las erogaciones corrientes de las provincias, el mayor porcentaje desde 2007, y amenazan las finanzas provinciales porque si finalmente los incrementos en paritarias rondan el 30% como se espera, este año el monto destinado a salarios llegará a $ 453.000 millones. San Juan se encuentra entre los provincias que supera el 50 por ciento, pero es de las pocas que afronta los gastos con una mayoría de recursos propios.

De acuerdo con un informe de NOAnomics al que accedió en exclusiva El Cronista, en los últimos cinco años el gasto en personal en las provincias aumentó 15% en términos reales debido al alza de la cantidad de empleados públicos y en 2014 su peso consolidado llegó a su nivel máximo en siete años a costa de reducir la inversión pública real.
Sin embargo, el fenómeno no afecta de forma uniforme a los distritos sino que hay algunos más complicados que otros, pese al aumento de recursos propios de los últimos años.

Así con ese criterio entre las más comprometidas se encuentra Río Negro, que con un 69,5% de los gastos corrientes explicados por salarios detenta el mayor porcentaje del país y sus recursos propios sólo cubren la mitad. Sin embargo, Jujuy también está complicada porque con un peso salarial menor (66%) tiene menor grado de cobertura propia (17%) y depende más de las transferencias de la nación.

"Salta, con un gasto en personal del 62% y cobertura propia del 38%, Tierra del Fuego con porcentajes del 61,5% y 43%, La Rioja con un 59% versus 13% y Tucumán con 57% versus 46% completan el lote de las seis provincias con mayores desafíos", apuntó el economista Félix Piacentini, director de la consultora NOAnomics.

Entre los distritos con poco margen también figuran Corrientes y San Juan con un 55% de los gastos corrientes afectados al personal y con apenas un 20% y 47% de ellos, respectivamente, financiados con fondos propios, Catamarca con 54% de las erogaciones corrientes destinadas a salarios y cobertura propia de sólo 20%, Misiones con porcentajes de 53% y 41%, Formosa con 52% y 16%, Chaco con 52% y 27%, Entre Ríos con 50% y 40% y Santiago del Estero con 50% y 29%, respectivamente.

"El resto: Chubut, Mendoza, San Luis, Ciudad de Buenos Aires, Neuquén, Buenos Aires, La Pampa, Santa Cruz, Santa Fe y Córdoba tendrán más espacio para capear las presiones salariales, en la medida que las pretensiones se encuentren en un rango razonable, sea porque el peso del gasto en personal es bajo como Córdoba o porque sus recursos propios cubren gran parte del costo salarial a pesar de ser un porcentaje elevado como Chubut", explicaron desde NOAnomics.

"Al margen de esos matices, que marcan un mayor o menor margen de maniobra, las demandas salariales serán un gran desafío para las provincias argentinas en 2015. Históricamente en años electorales los sueldos públicos han crecido más que aquellos sin contiendas políticas, por lo que las presiones sobre el gasto son casi inevitables. Si a estas demandas se le suma la proveniente de un mayor nivel de obra pública para ganar simpatías el riesgo de desequilibrios fiscales de las provincias se agudiza", advirtió Piacentini.

En las provincias de Río Negro, Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, San Luis y Mendoza, ya cerraron paritarias con aumentos superiores al 30%.

Siguen las negociaciones en Catamarca, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, La Rioja, Misiones, Salta, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Jujuy, La Pampa y San Juan, entre otras, en las que aún se busca el acuerdo salarial.

En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires, los gremios reclaman que la gestión de Mauricio Macri "mejore sustancialmente" la oferta salarial de 28% y que por lo menos ofrezcan una propuesta superior al 34,3% de inflación que midió el gobierno porteño para el último año.

Cronista Comercial

Comentarios