San Juan
Martes 28 de Julio de 2015

Salud Pública salió a la calle para informar y vacunar contra la Hepatitis

El ministerio colocó un stand en la plaza seca del Centro Cívico y muchas personas se acercaron para hacerse análisis, consultar y vacunarse contra las hepatitis A y B.  

Este martes Salud Pública instaló puestos de vacunación contra la hepatitis, análisis y promotores de salud que informan a la población sobre qué son las hepatitis, cómo se transmiten y cómo prevenirlas.
El Programa Provincial, a cargo de Sandra Baso, desarrolla esta actividad en conjunto con la ONG  “Más Vida” como forma de concientizar a la población acerca de los riesgos de la enfermedad, sus tratamientos y prevención. 
El Ministerio se sumó en el 2014 al Programa Nacional de Control de Hepatitis Virales que tiene como uno de sus objetivos estimular y promover el testeo de estas enfermedades. El equipamiento necesario, así como las determinaciones de reactivos de hepatitis se distribuyen en todo la provincia.
Desde 2005 la cobertura de vacunación de la hepatitis A fue incrementándose paulatinamente, hasta alcanzar valores cercanos al 95%. Se registró un descenso de alrededor del 88% de los casos desde 2008 hasta el año 2012 y este virus dejó de ser causa de la falla hepática fulminante. 
Asimismo, el Ministerio informa que el calendario nacional de vacunación cuenta con la vacuna contra hepatitis B desde el año 2000 para todos los niños recién nacidos. La vacuna se empezó a aplicar a toda la población a partir del año 2012, y se incorporó al calendario en el año 2014.
Tanto la hepatitis A como la hepatitis B cuentan con una vacuna para prevenir la infección.  La vacuna contra la Hepatitis A se da al año de vida. El esquema de vacunación contra la hepatitis B es de 3 dosis, (la segunda se aplica a los 30 días de la primera y la tercera a los 6 meses de la primera). Es universal, no tiene contraindicaciones y está disponible en hospitales y centros de salud de todo el país.

Qué es la hepatitis
Las hepatitis son un conjunto de infecciones que afectan al hígado y son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, B y C, pero son estas dos últimas las que tienen el mayor impacto sobre la salud pública porque causan infección crónica que puede llevar a cirrosis o a cáncer de hígado.
La hepatitis A se transmite por el contacto con agua, alimentos u objetos contaminados con materia fecal. La hepatitis B se adquiere por el contacto con fluidos genitales durante las relaciones sexuales (orales, vaginales y anales) sin uso de preservativo, por contacto con sangre al compartir agujas, jeringas o elementos cortopunzantes, o de madre a hijo durante el parto.
Al igual que la hepatitis B, la hepatitis C se transmite por el contacto con sangre. Y aunque es poco frecuente, la hepatitis C también puede transmitirse por vía sexual.

Comentarios