País
Domingo 30 de Enero de 2011

Rousseff privilegiará una "relación especial y estratégica" con la Argentina

La mandataria de Brasil arribará al país mañana con parte de su gabinete para reunirse con la presidente Cristina Kirchner y luego enfocarse en una agenda conjunta de trabajo

La flamante presidente de Brasil aseguró que en su gestión va a “subrayar una relación especial y estratégica con la Argentina" y la idea de pasar de desarrollar de una estrategia nacional una "regional" entre los dos países.

Pocas horas antes de su visita a la Argentina, en diálogo con tres matutinos argentinos, la sucesora de Lula Da Silva dijo que "nadie puede" desestimar una devaluación, aunque aseguró que en su país la paridad cambiaria logró ser establecida en una banda de 1,6 o 1,7 real por dólar.

"Estamos pensando en una política de contenido regional, conjunta, con la Argentina. Estamos elaborando una agenda por la que la Argentina y Brasil, puesto que son países con grandes recursos alimentarios y también energéticos, puedan aumentar la agregación de valor y la generación de empleo en la región. Con la Argentina queremos una sociedad en el área de tecnología e innovación y una sociedad para el uso de tecnología nuclear con fines pacíficos", expresó la presidente brasileña.

"Una vez más, el gobierno brasileño asume con el gobierno argentino el compromiso de desarrollar una política conjunta y estratégica de desarrollo de la región. En nuestro caso pensamos que el desarrollo de Brasil debe beneficiar a la región entera", subrayó.

Rousseff inaugurará su agenda internacional con una visita a la Argentina de menos de 24 horas, en las que se entrevistará con la presidente Cristina Kirchner en un encuentro a solas y luego en una reunión ampliada de trabajo con ministros de ambos países.

Fuentes del Palacio Itamaraty -sede de la cancillería brasileña- informaron que aún no se definió si la mandataria llegará a Buenos Aires en las últimas horas del domingo o en las primeras del lunes, día en que desarrollarán todas sus actividades en el país.

En su acotada agenda, que obligó a descartar una posible visita al Museo de la Memoria en el predio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada, la jefe de Estado brasileña se entrevistará por la mañana a solas con su anfitriona en Casa de Gobierno.

Ambas, recibirán en la misma Casa Rosada a las integrantes de las asociaciones de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, para posteriormente integrarse a las reuniones paralelas de los equipos ministeriales de ambos gobiernos.

Se prevé que la mandataria brasileña llegue acompañada por los ministros de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota; de Hacienda, Guido Mantega; de Desarrollo Social, Tereza Campelo; de Energía, Edson Lobao; de Ciencia y Tecnología, Aloizio Mercadante; y de Desarrollo, Industria y Comercio, Fernando Pimentel.

Se espera que cada uno de los ministros tenga un encuentro con sus contrapartes argentinas, previo a que las dos presidentes suscriban una serie de acuerdos y ofrezcan una declaración conjunta la prensa.

Tras las actividades de trabajo, Rousseff será agasajada por el gobierno argentino con un almuerzo de honor en el Palacio San Martín, y se espera que luego emprenda el regreso a Brasil.

Las fuentes brasileñas afirmaron que la expectativa oficial es que la visita permita acelerar la integración productiva en algunos sectores estratégicos para el desarrollo de ambos países, y fortalecer la integración bilateral y regional sobre la base de proyectos de realziación conjunta.

A pesar de que Rousseff estará pocas horas en Buenos Aires, esta primera salida como presidente al exterior es interpretada como el gesto de la prioridad que el Planalto mantendrá en su relación con Buenos Aires para la consolidación de la asociación estratégica ya iniciada por los ex presidentes Lula da Silva y Néstor Kirchner.

La Argentina es el tercer socio comercial de Brasil detrás de China y los Estados Unidos, mientras que Brasil es el principal mercado de la producción local.

Infobae

Comentarios