Ovación
Jueves 01 de Diciembre de 2016

River tuvo su fiesta en el Bicentenario y pasó a la final de la Copa Argentina

El Millonario superó 2 a 0 a Gimnasia en San Juan y jugará la definición del torneo ante Rosario Central. Sebastián Driussi y Lucas Alario anotaron los goles del triunfo ante un Lobo platense que fue una sombra. El público colmó el estadio para alentar a los de Gallardo.

Embed
Embed

El Millonario tuvo una noche tranquila en San Juan y venció 2 a 0 a Gimnasia sin pasar sobresaltos. Sebastián Driussi y Lucas Alario convirtieron para que River se meta en la final de la Copa Argentina 2016. Los de Núñez tuvieron su fiesta en San Juan y ahora pondrán todas sus fuerzas en la definición ante Rosario Central.

River sacó máximo provecho de lo que generó en la primera parte. El equipo de Gallardo fue el que intentó pero le costó llegar con peligro al arco del Lobo.

El Millonario estuvo cerca de abrir el marcador a los 4' cuando Ponzio tomó un rebote tras un córner y venció la resistencia del arquero. La jugada fue bien anulada por offside de Driussi que intentó participar de la jugada. Luego sólo tuvo un remate de D' Alessandro que resolvió bien Arias.

El equipo de Gallardo tenía la pelota pero no lograba quebrar el sistema que preparó Alfaro para contenerlo. Los minutos pasaban y el partido entró en una meseta de la que parecían no poder salir.

La monotonía se rompió a los 39' cuando un centro desde la derecha esquivó varias piernas de Gimnasia y encontró a Driussi para el 1-0.

A los 44' llegó el segundo. Un grosero error en la salida del Lobo terminó en los pies de Martinez. El Pity desbordó con facilidad a su marcador y le puso la pelota en la cabeza a Alario para llevar la tranquilidad al descanso.

La pólemica de la noche llegó antes del final de la primera mitad. Oreja superó a Moreira y fue derribado por Moreira cuando ingresaba al área. Fue penal, pero Herrera que estaba cerquita no lo vio de igual manera.

En los primeros minutos de la segunda parte no pasó demasiado y los entrenadores movieron sus fichas. Alfaro apostó por mayor presencia en ataque y Gallardo cuidó a D' Alessandro y Alario.
Gimnasia no podía inquietar a Batalla y River comenzó a manejar la pelota y el resultado.

El Millonario por momentos se floreó ante un Gimnasia que jamás le encontró la vuelta al partido. Parecía tener sólo un plan para jugar de contra y cuando quedó en desventajas se terminaron sus ideas.

Ponzio se hizo patrón en el mediocampo y desde allí nació el juego del equipo de Gallardo que tuvo chances como para estirar el marcador. Driussi, Nacho Fernández y Ponzio tuvieron algunas, pero la más clara fue una contra en la que quedaron tres contra uno. Martínez la manejó mal y Gimnasia respiró.

El público que colmó las tribunas del Bicentenario alentó al Millonario y se fue feliz con el triunfo y con el sueño de un nuevo título para un ciclo que será inolvidable.

River enfrentará a Rosario Central en la definición del certamen que tiene un premio extra que se transformó en una obsesión. El ganador de la Copa Argentina se llevará el último boleto disponible para jugar la Libertadores 2017.

Embed
Embed


Comentarios