Ovación
Viernes 03 de Julio de 2015

River deberá pagar por un hincha que murió hace 12 años en pleno partido

La justicia condenó al Millonario por un espectador que sufrió un infarto en un juego ante Independiente en 2003. La indemnización será de 200 mil pesos más intereses. 

El club River Plate fue condenado a pagar 200.000 pesos de indemnización a los familiares de un espectador que murió al sufrir un ataque cardíaco mientras presenciaba un partido de fútbol en la cancha del equipo 'millonario', confirmaron hoy fuentes judiciales.
La condena, que incluye el pago de los intereses desde el momento que se registró el hecho, hace 12 años, alcanzó también a la Asociación del Futbol Argentina (AFA).
La sentencia la dictó la Cámara Nacional en lo Civil tras concluir que el espectador no recibió una rápida atención médica.
La Sala M de la Cámara consideró que hubo una “tardía o nula atención” al espectador, con lo que “se impidió que el paciente tuviese alguna probabilidad de sobrevida”.
El tribunal sostuvo que el club, como organizador del espectáculo, no tenía la obligación de asegurar la vida de la víctima, sino la de “poner en funcionamiento los medios necesarios frente al cuadro médico que se le presentaba”.
El fallo firmado por los camaristas Elisa Díaz de Vivar, Mabel De los Santos y Fernando Posse Saguier recordó que el episodio ocurrió el 13 de abril de 2003, durante el partido que River, como local, disputó contra Independiente.
Ese día el espectador (cuya identidad fue mantenida en reserva) había concurrido a la cancha con su hijo menor de edad. Y durante el segundo tiempo del partido, la víctima “comenzó a sentir síntomas de un problema cardíaco”, precisó la sentencia.
Agregó que entonces “fue asistido en forma precaria” por otros asistentes, “quienes se limitaron a descenderlo de la tribuna hasta depositarlo sobre una de las puertas de ingreso y egreso del estadio, ubicada sobre la avenida Figueroa Alcorta”, consignó la sentencia.
“Una vez depositado sobre la vereda, el auxilio médico no se hizo presente hasta pasados unos 40 a 60 minutos”, a pesar de que se trataba de una emergencia, ya que “era una situación en que peligraba su vida y que requería atención inmediata o a la mayor brevedad posible”, analizó el tribunal.

Comentarios