Viernes 03 de Junio de 2016

Reemplazarán los ataúdes por cápsulas ecológicas de las que nace un árbol

El objetivo del proyecto es lograr un entierro amigable con el medio ambiente. Según explican, Ana Citelli y Raoul Bretzel, dos diseñadores italianos, dueños de la empresa Cápsula Mundi: “Un árbol tarda entre 10 y 40 años en crecer, y un ataúd de madera se utiliza por un par de días”. Por eso, ellos se preguntaron: ¿Es justo matar un árbol por cada persona que fallece? 

Con el entusiasmo de cambiar las cosas, diseñaron esta especie de semilla gigante que, además de salvar un árbol, “hace nacer otra vida”.

La idea de la empresa es proveer a las personas de un entierro ecológico y crear bosques memoriales, donde las personas estén enterradas debajo del árbol que escoja su familia.

Las cápsulas están hechas de plástico de almidón (a base de papa y maíz), un material 100% biodegradable.

Seguramente, te estás preguntando cómo hacer para colocar a una persona en una cápsula. El fallecido se introduce en posición fetal (tal como llegó al mundo), se cierra la cápsula y se entierra. El árbol o brote plantado sobre la cápsula usará los nutrientes del cuerpo en descomposición como fertilizante y será lo más parecido a una nueva vida surgida de una vieja.

Plantados uno junto a otro, el clásico cementerio se transformaría en un frondoso bosque que brindará aire puro a nuestro mundo.

"Este es un momento cultural particular, sentimos la necesidad de responder a la preocupación por el planeta y sobre el futuro de las próximas generaciones. Esto es parte de una conciencia diferente sobre las consecuencias de nuestras decisiones que van desde cómo vivimos cada momento del día, hasta nuestros consumos de comida o de ropa", explicaron Ana y Raoul.
Fuente: rumbosdigital

Comentarios