Mundo
Jueves 02 de Abril de 2015

Recorré las celebraciones de Semana Santa mas insólitas del mundo

La Semana Santa está repleta de tradiciones, algunas de ellas insólitas y bastante sorprendentes.

La llegada de la Semana Santa hace aflorar tradiciones y celebraciones a lo largo del planeta durante estos días de fervor religioso.

Crucifixiones reales, cazas de conejos o latigazos a las mujeres son algunas de las tradiciones más sorprendentes e insólitas que se llevan a cabo en diferentes países y culturas. Repasa con nosotros a continuación algunas de las celebraciones de Semana Santa más raras del mundo.

Crucifixión en Filipinas

Sin duda, las procesiones de Semana Santa más polémicas y espectaculares por el realismo de los que participan en ellas las encontramos en Filipinas. Desde 1992, cada Viernes Santo la localidad de San Pedro de Cutud representa la crucifixión de forma tan real que se llega a crucificar a diez hombres, uno de ellos interpretando a Jesús. Los protagonistas de este rito son azotados en su camino a la cruz, y allí se les incrustan clavos sobre las manos y pies.

Suecia celebra su Halloween propio

En países como Suecia o Finlandia los niños son los protagonistas del domingo de Pascua, día en el que se disfrazan de brujas y salen a la calle con palos de escoba en busca de dulces, los Huevos de Pascua. Esta tradición se lleva a cabo para protegerse de las brujas que según la leyenda salían de los pueblos escandinavos entre el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección.

Cacería de conejos en Nueva Zelanda

Durante la Semana Santa se celebra en Nueva Zelanda una tradición que lleva por nombre ‘The Great Easter Bunny Hunt’, que es básicamente una cacería masiva de conejos. Se calcula que durante esta jornada pueden llegar a morir cerca de 15000 roedores. Sin duda se trata de una celebración no apta para ecologistas.

Chapuzón en Argentina

Probablemente sea en la localidad argentina de Puerto Madryn donde tenga lugar el Via Crucis más original del mundo. El agua se convierte en el escenario de la procesión y varios submarinistas rememoran los momentos de la pasión y la muerte de Cristo bajo el mar. Cada año en Viernes Santo se realiza este recorrido de 500 metros por debajo del agua, con buzos profesionales que cargan una cruz de 4 metros de alto.

Misterios sin resolver en Noruega

Dejando a un lado las festividades más religiosas, en Noruega han encontrado un curioso pasatiempo para celebrar estos días: resolver misterios de asesinatos ficticios. Los canales de televisión, periódicos, revistas, así como empresas, lanzan casos para que todo el país los resuelva durante la Semana Santa. Esta extraña tradición se realiza desde 1923, año en el que, al parecer, se publicó una novela negra ambientada en esta festividad.

Latigazos a las mujeres en la República Checa

La tradición por Pascua en la República Checa consiste en azotar a las mujeres en las piernas con un látigo trenzado de ramas denominado ‘Pomlázka’. Estos azotes ‘simbólicos’, pues supuestamente son inofensivos, los realizan los hombres con el propósito de ayudar a guardar la salud y la felicidad del año siguiente.

Procesión al diablo en España

La ciudad alicantina de Orihuela saca en procesión cada Semana Santa el único paso en el que aparece la figura del diablo. Se trata de una extraña escultura diabólica, con el cuerpo andrógino, cuernos de animal, cabeza de hombre, pechos de mujer, alas en la espalda y dientes afilados. Su nombre es ‘La Diablesa’ y como era de esperar tiene prohibida la entrada en la iglesia.

Fuente: terra

Comentarios