Mundo
Viernes 24 de Abril de 2015

Razones para no pintarte las uñas todos los días

¿Te gusta lucir una manicura perfecta? ¿Desearías poder pintarte las uñas todos los días? Antes de que caigas en ese error, déjame contarte porqué no debes hacerlo a diario. No te pierdas el artículo.

Cuáles son los trastornos que trae el uso excesivo de esmalte de uñas
El esmalte de uñas, a pesar de que queda muy bien cuando está puesto con cuidado, no es aconsejable usarlo a diario, pues trae ciertos problemas para la salud de tus uñas. Uno de ellos es el resultado que se obtiene al hacernos la manicura todos los días, pues la consecuencia son las uñas quebradizas que se dividen y despegan e inclusive pueden llegar a caerse.

Otro problema que puede acarrear el pintarse las uñas a diario es la aparición de hongos y su dificultad para curarlos. Esto se debe a que al estar conformadas por capas de querartina y pintarlas muy a menudo, no las dejamos respirar, lo que produce los clásicos hongos, esas pequeñas manchas blancas que afean tanto su aspecto. Al tener las uñas y las cutículas cubiertas de esmalte, no podemos ver el problema y este puede agravarse al punto tal que sea muy difícil de curar.

Utilizar esmalte a diario hará que tus uñas estén siempre cubiertas, lo que no te permitirá observar la coloración de tus cutículas. Me refiero a que muchas veces estas se tornan amarillentas y esto puede tener varios orígenes, como el exceso de cigarrillo, los hongos e inclusive otro problema de salud mucho más grave. Lo ideal es dejar que tus uñas descansen de los esmaltes al menos una vez a la semana.

Pintar las uñas a diario significa utilizar quitaesmaltes periódicamente, esto puede traer diferentes problemas en tus uñas, ya que los compuestos que contiene la acetona debilitan las capas de queratina, lo cual puede dar paso a infecciones y otro tipo de trastornos. Tampoco es aconsejable utilizar uñas postizas durante mucho tiempo, pues los problemas que luego tendrás son similares a los producidos por el exceso de esmalte, además de no nutrir a tus cutículas con los minerales, las proteínas y los aminoácidos necesarios.

Comentarios