Mundo
Miércoles 02 de Febrero de 2011

Raw Food, la nueva tendencia de los alimentos crudos y orgánicos

Además, no se procesan, se consumen como salen de la planta. Según sus seguidores los alimentos sometidos a temperaturas altas, pierden su valor nutricional.

Esta nueva tendencia se basa en la creencia que cuanto mayor porcentaje de comida cruda en la dieta mayores serán los beneficios hacia la salud. El raw food (en inglés raw significa crudo) es similar al veganismo crudo donde solo se consumen alimentos de origen vegetal crudos. Dependiendo del estilo de vida que se pretende, se pueden incluir verduras y frutas, frutas secas, semillas (incluidas las brotadas), huevo, pescados (como el sashimi), carnes (como el carpaccio) y lácteos no pasteurizados entre los que se incluyen quesos, yogur y leches.

El raw food incluye cualquier alimento que este crudo o cocido a menos de 40 a 46°C. La rama más popular es la vegana, aunque otras incluyen alimentos de origen animal entre ellos carnes; por lo tanto, este tipo de alimentación se puede dividir en dieta vegana cruda y dieta omnívora cruda. En el primero de los casos, la alimentación consiste de alimentos de origen vegetal no procesados o que han sido sometidos a menos de 46°C.

Sus seguidores afirman que los alimentos sometidos a más temperatura han perdido la mayor parte de su valor nutricional y son menos saludables e incluso nocivos para el organismo. Asimismo dentro de este primer grupo se incluyen los frutarianos, quienes consumen solamente frutas y semillas, los jugarianos, quienes procesan los alimentos crudos para beberlos como jugos y por último aquellos que solo consumen brotes y semillas brotadas.

El vegetarianismo crudo deja de lado las carnes de todo tipo pero incluye los lácteos y los huevos. En la dieta omnívora cruda se consumen carnes crudas o fermentadas pero no ahumadas. Sus seguidores tienen ciertos recaudos en cuanto al origen de las carnes, que deben ser criadas en campos y alimentados a pasto exclusivamente.

Tiempo atrás

El raw food apareció en el 1900 de la mano de Ann Wigmore y Herbert Shelton quienes sostenían que los vegetales y frutas crudos son la alimentación ideal para los seres humanos. Esto se basa en la teoría que dice que las enzimas encontradas en los alimentos “vivos” interactúan con otras sustancias como enzimas producidas por el mismo organismo para colaborar con la digestión además de ser fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Otra de las creencias es que los alimentos crudos incluyen bacterias y otros microorganismos que afectan el sistema inmune y a la digestión al poblar el intestino con bacterias beneficiosas, las cuales mueren con la cocción. Los alimentos crudos tienen mayor valores nutritivos que aquellos que han sido cocidos. Sus partidarios sostienen que los alimentos procesados contienen excitotoxinas como los resaltadores de sabor los cuales pueden causar toxicidad, además de químicos, conservantes, aditivos, colorantes, entre otros.

Mientras que algunos alimentos que se consumen crudos son fáciles de preparar como las ensaladas, verduras, frutas, carnes y lácteos, otros requieren de mayor elaboración como los cereales que necesitan brotarse o remojos prolongados para tornarse digeribles. Este movimiento ha ganado tantos adeptos en la actualidad que existen restoranes y bares especializados en este tipo de alimentación.

Grupo Q

Comentarios