Ovación
Lunes 23 de Febrero de 2015

Rafa Nadal: "En Argentina me siento como en casa"

El tenista español brindó una conferencia de prensa horas antes de su presentación en el Argentina Open. Dijo que "soy consciente de que tengo que volver a subir la escalera".

"Mi gran motivación en el tenis es recuperar el tiempo perdido, me siento bien este año y soy consciente de que tengo que volver a subir la escalera, de a poco, semana tras semana, luego de una temporada muy difícil en la que me lesioné demasiado", comentó el tenista nacido en Mallorca hace 28 años.

Nadal, de 28 años y considerado como el mejor de la historia sobre polvo de ladrillo, tomó contacto con la prensa argentina en el Hotel Sheraton, en el barrio porteño de Retiro, y analizó diversos aspectos de su actualidad, incluída su participación en el ATP porteño.

El español debería haber venido el año pasado pero no pudo hacerlo debido a una lesión que sufrió en la espalda en la final del Abierto de Australia que perdió con el suizo Stanislas Wawrinka, dolencia que lo tuvo a maltaer, y luego sufrió otra que lo mantuvo inactivo, en la muñeca izquierda, durante el abierto de Wimbledon.

"Tuve un 2013 fantástico (ganó Roland Garros y el US Open) y un 2014 muy complicado por las lesiones que me quitaron continuidad. A partir de ahora quiero volver y todos los torneos son importantes para mi, sobre todo cuando venís de un tiempo de no ganar seguido, de no estar en las finales", analizó el tenista, quien conquistó 64 títulos en su carrera.

Nadal perdió el sábado pasado con el italiano Fabio Fognini en las semifinales del ATPO 500 de Río de Janeiro, en un partido que ganaba cómodo por 6-1 y 2-1 con quiebre a favor, pero que terminó perdiendo por 1-6, 6-2 y 7-5, y que le impidió estar en la final que ganó su compatriota David Ferrer.

"Estoy bien pero no aún al ciento por ciento, en Río hice una buena semana pero no debería haber perdido con Fognini. Sentí calambres, algo que no me había sucedido nunca en mi carrera y me afectó la humedad. No pude resolver un partido que tenía controlado", recordó el español, ahora número cuatro del ranking mundial.

Nadal se mostró humilde y bien predispuesto al diálogo, cómodo en la Argentina, y en especial en Buenos Aires, una ciudad que lo trató bien cuando vino a jugar en 2005 el ATP y también en 2013 cuando participó de la exhibición de despedida del cordobés David Nalbandian, junto a otro grande como el serbio Novak Djokovic.

En su primera aparición en Buenos Aires, Nadal tenía 18 años, era el número 48 del planeta y se dio el gusto de pasar dos rondas antes de caer en cuartos de final ante el 'Gato' Gastón Gaudio, luego campeón.

En esa ocasión, el mallorquín superó en la ronda inicial al cordobés Agustín Calleri, en octavos de final al italiano Potito Starace y luego cayó ante Gaudio por 0-6, 6-0 y 6-1, en un court central del Buenos Aires que lució repleto.

"Con Gaudio fue un partido extraño, con un resultado raro. En ese momento Gastón era el campeón vigente de Roland Garros y uno de los rivales más complicados de enfrentar sobre polvo de ladrillo, no encontré la forma de ponerlo en apuros, y recuerdo que había un ambiente fantástico en el estadio", añoró el ex número uno del mundo.

Nadal no ocultó su felicidad por su presencia en Argentina y en el ATP porteño, en el que se confirmó que debutará mañana por la noche en dobles junto a su amigo Juan 'Pico' Mónaco, y el miércoles en singles frente al ganador del cruce entre su compatriota Albert Montañes y un tenista surgido de la clasificación.

"En Argentina me siento como en casa, me apetece venir aquí. Tengo mucha conexión con el público, el idioma nos acerca", afirmó el mallorquín, quien construyó una magnífica carrera y lideró el tenis masculino en distintos períodos de 2008, 2009, 2010, 2011, 2013 y 2014.

"'Pico' Mónaco es uno de los grandes amigos que me dio el tenis, este año ganamos el dobles en Doha y tenemos la ilusión de pasarla bien juntos y llegar lejos, aunque nos tocaron rivales muy complicados en el debut", adelantó Nadal, en alusión a los checos Frantisek Cermak y Jiri Vesely, adversarios de la ronda inicial.

Nadal podría haber optado por jugar en otra parte del mundo y no en Buenos Aires, ya que en simultáneo se disputa el ATP de Dubai, con tenistas como Djokovic, el suizo Roger Federer y el escocés Andy Murray, con una bolsa de 2.082.605 dólares, cuatro veces mayor de lo que ofrece el torneo argentino.

"Jugar en lugares donde se entiende de tenis es una motivación especial y en Argentina se ama el tenis. Es un honor para mí jugar acá y tenía un compromiso moral por no haber podido venir el año pasado", concluyó el notable campeón español, la máxima atracción del torneo que se desarrolla en el barrio porteño de Palermo.

Comentarios