Política
Viernes 21 de Agosto de 2015

Radicales y peronistas se disputan la filiación política del joven jujeño asesinado

La UCR responsabilizó de la muerte del joven a la organización Túpac Amaru. Esta reveló que Velázquez militaba en su organización y habló de "campaña sucia".

La muerte del militante jujeño, Jorge Ariel Velázquez, baleado un día antes de las Paso mientras repartía boletas partidarias y muerto tras once días de agonía, generó ayer una ola de repudio y polémica luego de que el candidato radical a gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, insistió en pedir el esclarecimiento del crimen y reiterara que hay una "cultura de la violencia" en la provincia, al tiempo que la organización kirchnerista Túpac Amaru —acusada por la UCR de la muerte del joven— acusó al radicalismo de montar una "campaña sucia" y sostuvo que Velázquez era militante de su sector.

Anoche, por cadena nacional, la presidenta Cristina Fernández avaló la versión de la organización que lidera Milagro Salas y cuestionó al radicalismo: "Les pido a mis compatriotas y a los partidos que cesen en este tipo de actitudes que le hacen muy mal a la democracia". Además, advirtió que de esta manera "sacan ventaja los antidemocráticos" (ver aparte).

Morales, quien mantiene un prolongado enfrentamiento con Milagro Sala, sostuvo que hay una "cultura de la violencia" que "se ha instalado en Jujuy", y se sumó al pedido de "justicia y verdad por la muerte de Ariel".

"Habíamos denunciado hace un mes cómo venía creciendo el clima de violencia. Estamos conmovidos por esta situación, estamos en un punto en el que repudiamos la violencia de cualquier signo, ya sea por política o por un hecho de inseguridad", destacó Morales.

A su turno, el presidente de la UCR, Ernesto Sanz, le apuntó a Sala al afirmar que con ella "se convirtió la campaña política en una batalla", y agregó: "Tenemos fuertes sospechas de que la muerte de Jorge es producto de la violencia política ejercida por la agrupación Túpac Amaru".

La respuesta de la Túpac Amaru no se hizo esperar: emitió un comunicado en el que se despegó del crimen y acusó a Morales de "utilizar la lamentable muerte de un joven como instrumento de campaña electoral", al tiempo que sostuvo que se trata de una "infame campaña sucia de la UCR".

La agrupación que lidera Sala, diputada provincial y candidata al Parlasur por el FpV, recordó que Morales "dice que el 8 de agosto hubo un intercambio de amenazas en medio de actividades proselitistas, entre militantes tupaqueros y radicales" y que les "llama la atención que el senador admita que ese día militantes radicales entregaban votos cuando regía la veda electoral".

Agregó que "Velázquez desde el 17 de enero de 2013 era afiliado al Partido por la Soberanía Popular, cuya máxima autoridad es Milagro Sala", por lo que el fallecido no sería militante del radicalismo.

"Velázquez, desde 2014, era alumno de nuestra escuela German Abdala, instituto educativo de la Túpac Amaru, que funciona en el barrio construido por nuestra organización en San Pedro", señaló también la organización.

Y agregó: "Si existiera un clima de violencia, como denuncia Morales, ¿podría un militante radical enfrentado a militantes tupaqueros asistir a la escuela de la Túpac Amaru, en el barrio de la Túpac Amaru, habiendo similares ofertas educativas en la zona?".

Con este argumento, la organización dijo que "nada tiene que ver" con el hecho y consideró "imprudente entrar en el juego perverso de politizar un lamentable y violento robo a 24 horas de las elecciones".

Expresó que Morales tuvo "miserabilidad humana" al "utilizar la muerte de un joven como instrumento de campaña electoral".

Cristina: “No era afiliado radical”

La presidenta Cristina Fernández desmintió anoche al senador Gerardo Morales al sostener que Jorge Ariel Velázquez “no era militante radical”. “Cuando estaba entrando acá las pantallas de televisión (decían) que un militante radical había sido asesinado en Jujuy”, afirmó. “Le echaban la culpa a una agrupación que lidera Milagro Sala”, agregó, y fustigó “Esto debería avergonzar a quien lo hizo” (por Morales). Explicó: “Nos acercaron la certificación del juzgado electoral” que dice que “Velázquez era afiliado al Partido Soberanía Popular” que “lidera Milagro Sala y pertenece a Unidos y Organizados”.

La UCR rechazó afirmaciones de la presidenta

Las autoridades de la UCR rechazaron anoche la afirmación de la presidenta Cristina Fernández de que el militante Jorge Ariel Velázquez pertenecía a la agrupación kirchnerista Túpac Amaru.

"La UCR ratifica que el militante asesinado en San Pedro, Jujuy, pertenecía a la UCR y el día que fuera baleado trabajó en la campaña junto a otros militantes radicales", aseguraron los responsables partidarios en un comunicado.

Asimismo, denunciaron que "la afiliación de la que ha dado cuenta la presidente es el método compulsivo y extorsivo que utiliza la Túpac Amaru para cooptar a jóvenes, exigiéndoles esa afiliación para poder acceder a una escuela pública que maneja la Túpac Amaru con fondos del Estado nacional".

En este contexto, la UCR advirtió que la presidenta "no ha hecho otra cosa que avalar la violencia política de este tipo de conductas" al dar esa versión de la situación de Velázquez.

Repudio opositor. El comunicado de la UCR se suma a las manifestaciones de repudio del arco opositor por el crimen del militante jujeño. "Exigimos el urgente esclarecimiento del asesinato del militante Ariel Velázquez. Justicia. Nunca más", aseveró Pablo Javkin, diputado nacional de la Coalición Cívica por Santa Fe.

Su compañero de partido, el legislador porteño Maximiliano Ferraro, también reclamó "juicio y castigo a los responsables", mientras que la diputada nacional del socialismo Alicia Ciciliani dijo que "Ariel simboliza a todos jóvenes militantes" y recordó que "en los 70 era la dictadura la que los mataba".

"Si Ariel hubiese militado en la región centro sería escándalo nacional. ¿Qué pasa en Jujuy que matan a jóvenes militantes? No a la impunidad", protestó la legisladora santafesina. Por su parte, el presidente del PS, el ex gobernador Hermes Binner, sostuvo que "la democracia argentina no puede permitirse el asesinato de un joven militante por expresar sus ideas".

Por su parte, la Juventud Radical se declaró "de luto" y recordó que Velázquez "daba todo por un cambio social", mientras la Mesa Nacional de la Franja Morada convocó a una protesta para hoy a las 19 frente a la Casa de la Provincia de Jujuy en la Capital Federal, "con velas y en forma pacífica".

A su vez, el presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, también dirigente radical, expresó su "dolor" por la muerte de Velázquez, "el joven militante baleado en Jujuy" y pidió "justicia" por su crimen.

La diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires Patricia Bullrich (Unión PRO) fue la más directa al relacionar a la organización Túpac Amaru con el crimen de Velázquez.

"Desde hace años la presidenta (Cristina Kirchner) consiente el accionar de (Milagro) Sala y su grupo, Túpac Amaru, que actúa como una fuerza paraestatal y con componentes de violencia armada", señaló la parlamentaria nacional.

En un comunicado Bullrich afirmó que "la Túpac Amaru ha tenido acciones violentas y el poder nacional dejó hacer, desde la agresión al equipo (periodístico) de (Jorge) Lanata, hasta los atentados al senador (radical Gerardo) Morales".

"Es un Estado dentro del Estado, que maneja recursos y actúa con prácticas militares. Hoy esta agrupación es premiada y lleva a su máxima referente (como candidata) al Parlasur", añadió.

Comentarios