San Juan
Miércoles 06 de Abril de 2016

¿Qué es la estafa de Madoff a la que hace referencia el escándalo del Arzobispado?

Bernard L. Madoff, ex-presidente de Nasdaq y uno de los inversores más activos de los últimos 50 años y considerado el gestor favorito  de los ricos de Florida y Manhattan, gestor “único” de una de las mayores estafas financieras. Fue detenido por el FBI tras confesar que su negocio era un “esquema Ponzi gigante” que habría causado pérdidas de 50.000 millones de dólares.

Bernard L. Madoff, ex-presidente de Nasdaq y uno de los inversores más activos de los últimos 50 años y considerado el gestor favorito  de los ricos de Florida y Manhattan, gestor “único” de una de las mayores estafas financieras (junto con el conocido caso Enron) fue detenido por el FBI tras confesar que su negocio era un “esquema Ponzi gigante” que habría causado pérdidas de 50.000 millones de $ (aproximadamente 37.500 millones de €) a clientes. Un esquema Ponzi es un fraude piramidal: la rentabilidad prometida se paga con el dinero ingresado mediante la entrada de nuevos clientes.
Madoff era propietario de Madoff Investment Securities (BMIS) asesoramiento e intermediación bursátil. Desde su creación por Madoff en 1960, BMIS ha llevado a cabo el comercio y el mercado de las actividades de los agentes-corredores, bancos e instituciones financieras. En las dos últimas décadas, Madoff, además se ha especializado en operar con acciones, crear mercados y aconsejar a inversores acaudalados, instituciones, escuelas y organizaciones benéficas.
¿Cómo Madoff conseguía vender humo?
Decía usar una estrategia de inversión conocida como split strike conversión, que consiste en comprar acciones de grandes compañías y opciones de compra y venta de esos mismos títulos. De este modo es posible ganar dinero tanto en mercados en alza como en mercados a la baja.
Este sistema no era nuevo para la banca de inversión, pero Madoff, a través de su firma Fairfield Greenwich Group, que tiene también una oficina en Madrid, ofrecía rentabilidades garantizadas entre el 8% y el 12%, pasase lo que pasase en Bolsa. El producto atractivo unido a la reputación de la que gozaba Madoff y  el hecho de haber sido presidente del consejo de administración del índice Nasdaq de EE UU (uno de los más importantes del mundo y del cual fue uno de los fundadores), y a su imagen de exclusividad, hizo que el humo que Madoff vendía fuese corriendo de boca en boca entre los grandes millonarios y entre la gran banca de inversión.
Madoff en lugar de utilizar la mencionada técnica de inversión, lo que hacía realmente era ir levantando su pirámide financiera. Cuando BMIS recibía nuevos fondos, en vez de reinvertirlos como prometía en las acciones de grandes compañías o en las opciones de compra, invertía sólo una mínima parte y dedicaba el resto a pagar a los inversores iníciales las rentabilidades acordadas.
Madoff además de captar fondos directamente también conseguía a través de sociedades gestoras de grandes patrimonios y a través de fondos como el fondo “Optimal” ofrecido por el  Grupo Santander (alrededor de US$ 3 mil millones que se invirtieron en BMIS), fundos ofrecidos por Banco Safra y (3) fondos ofrecidos por Fairfield Greenwich Group (alrededor de US$ 7 mil millones que se invirtieron en BMIS).
 Como no podría ser de otra manera, España ha sido el país mas afectado, después de EEUU, por este escándalo de fraude piramidal de Madoff. Parece que no aprendemos, aún cuando tenemos tan reciente el escándalo de Afinsa cuya estafa seguía un sistema piramidal similar al de Madoff.
Las entidades mas afectadas en esta trama han sido los dos grandes bancos a través de su banca de inversión. El Santander colocó unos 2.320 millones  de euros, de los cueles 2.010 corresponden a la banca privada internacional de América Latina. El BBVA invirtió unos 400 millones de euros, operación que puede suponer unas pérdidas de 300 millones equivalentes al 5% de su beneficio en 2007.
 ¿Cómo Madoff conseguía superar las inspecciones los organismos reguladores?
Resulta increíble como entre la SEC, el FBI, auditores y agencias de rating alguien pueda estar cometiendo fraude durante 20 años y nadie se de cuenta hasta que se encuentran con un agujero distribuido por varios países de 50.000 millones de dólares. Si añadimos a esta estafa sin precedentes todo lo relacionado con las subprime, hay muchos más motivos para buscar cabezas. Tarjeta roja para todos ellos.
 Madoff fue investigado en 1992 por la SEC sin descubrir nada ilegal. En 1999 varias empresas denunciaron a la firma de Madoff, pero tampoco esta vez se hizo nada contra ésta. Como tampoco sirvieron de mucho los reportajes que se publicaron en los años 2000 y 2001 en contra de los métodos del gestor.
 
Pero una de las razones más importantes de que el fraude no fuese detectado, a pesar del escepticismo que reinaba entre los profesionales del sector, es que sus clientes no estaban interesados en investigar. Se fiaran o no de él, la rentabilidad que les ofrecía por su dinero era demasiado tentadora, un 8%, y el hecho de que Madoff gestionara sus inversiones era un símbolo de prestigio.
Se cree, que es posible que el fondo de Madoff no haya realizado una sola operación, sugiriendo que los detallados comunicados, en los que Madoff detallaba las operaciones realizadas por su gestora de acciones y que recibían cada mes los inversores, podrían haber sido un elaborado espejismo del multimillonario fraude.  También mostraba transacciones en el Fondo Fidelity Investments’ Spartan. Pero Fidelity, el mayor fondo mutuo del mundo, no tiene constancia de que Madoff o su empresa hicieran ninguna inversión en sus fondos.
¿Por qué se cayó la pirámide?
Irónicamente Bernard Madoff puede considerarse una víctima más de la crisis económica y financiera que azota la economía global. Por un lado, muchos inversores empezaron a reclamar su dinero al llegar la época de vacas flacas. Por otro, la crisis hizo que cada vez fuese más difícil convencer a nuevos clientes para que invirtiesen en el mercado financiero, ya fuese a través de Madoff o de cualquier otro gestor. Empezó a fallar así la condición fundamental para que la pirámide se mantenga. Si no entran clientes nuevos, no hay con qué pagar a los viejos y los cimientos de la pirámide se tambalean destapando una de las mayores estafas financieras de la historia.

Comentarios