Mundo
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Produce "carteras vagina" para combatir las "piernas abiertas" de los hombres

Rachel Feinberg es la creadora de esta línea de complementos que tiene como objetivo reivindicar el espacio que les corresponde a las mujeres.

Una mañana cualquiera la diseñadora Rachel Feinberg -recién recibida en la New School for Design at Central Saint Martins- subió al subte de Nueva York con tres bolsos y un abrigo de invierno. Buscó un asiento vacío y se sentó con un signo de alivio, cruzó las piernas y trató de acomodar su equipaje. Instantáneamente - cuenta en su página web- miró alrededor: los hombres del vagón tenían las piernas abiertas más allá del límite de su asiento y sus bolsos entre medio; y las mujeres, cruzadas o bien apretadas, con sus pertenencias sobre ellas.
 
Después de varios viajes, comprobó que la imagen se repetía. Entonces, decidió librar una batalla personal y original. En lugar de confrontar, se le ocurrió diseñar la línea de bolsos vagina.
 
Los “Pussy Pouches” -así se llama la línea, lanzada con su propia marca, Damnsel- llevan un relieve con la anatomía femenina. Vienen en  distintas formas, tamaños y colores, que van desde sobres dorados o rosas hasta bolsos y maletines, y se venden online, de 160 hasta 985 dólares. Mirá el video con la presentación:
La idea es que las mujeres las ubiquen entre las piernas en los viajes en transporte público, como una forma de reclamo por el espacio que les corresponde en el subte y, por supuesto, en la sociedad.
 
Las “Pussy Pouches” están dando que hablar. Más allá de las usuarias anónimas, la cantante Beyoncé y la modelo Andrea Pejic se declararon verdaderas fanáticas.
 
Para Feinberg, cuenta en su página, el diseño puede impulsar cambios sociales. Y con esta apuesta, comenzó el camino.

Comentarios