Policiales
Miércoles 21 de Septiembre de 2016

Primavera sangrienta: alcohol, tiros y un adolescente muerto en Moreno

Se la conoce como la fiesta "Proyecto XXX" y se desarrolló en una quinta. La convocatoria se hizo a través de las redes sociales. La Policía clausuró el lugar y hay dos jóvenes heridos.

La celebración por la llegada de la primavera en Moreno terminó en tragedia. Un joven de 19 años, identificado como Nicolás Rivero, murió durante una violenta fiesta clandestina realizada en una quinta, ubicada en Libertador al 5300. El evento es conocido como "Proyecto XXX" y la convocatoria se hace a través de las redes sociales.

La consigna era llevar alcohol, drogas y armas. El control es casi nulo, afirman que no se cobra entrada para ingresar y el acceso de menores de edad es permitido. Tras los incidentes, la Policía clausuró el lugar. Según fuentes la investigación, por el momento hay otros dos jóvenes que resultaron heridos con arma blanca. Uno de ellos recibió un puntazo en la espalda.

En Internet se viralizaron varios videos en los que se puede observar el momento del tiroteo y cómo los jóvenes huyen del lugar. Por el momento se desconoce si hay detenidos por los incidentes. Los incidentes, al parecer, se originaron al interior de la fiesta entre grupos de jóvenes de distintos barrios. Después la batalla se trasladó a la calle.

Un remisero que asistió a varios de los jóvenes heridos detalló que se trató de una batalla campal en la que había cientos de chicos corriendo de una lado al otro. "Eran como mil. Los veíamos en grupos de a 30 con la actitud de querer pelear. Ya sabíamos que iba a haber quilombo", dijo el chofer.

Otro de los vecinos aseguró que el descontrol y las fiestas son moneda corrientes todos los fines de semana. "Se hacen los viernes, sábados y domingos", precisó. "Yo tengo cinco hijas y me da mucho miedo por ellas. Para mí el enfrentamiento estaba planeado. Uno de los chicos de 14 o 15 años me pedía que lo dejara estar en mi casa porque decía que lo iban a matar y cuando varios se metieron a mi casa, fue cuando llamé a la policía", expresó. En tanto, Marcelo, quien vive en las inmediaciones de la quinta, sostuvo que el lugar no estaba habilitado.


Comentarios