Economía
Lunes 29 de Agosto de 2016

Prat-Gay descartó que la inflación siga siendo un tema importante

El ministro de Hacienda adelantó que en agosto el índice de precios estará debajo del 1% como consecuencia del fallo de la Corte que frenó el aumento en el gas. Rechazó la reapertura de paritarias.

"Dado lo que heredamos, estamos mucho mejor de lo que cualquiera hubiera imaginado. Nosotros desactivamos muchas bombas y ahora estamos discutiendo de inflación; ya no es un tema la inflación". Con esa frase, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, dio por cerrado el debate por el alza de precios en la Argentina. Es que a su entender, el Gobierno ha enderezado la cuestión, y muestra de ello será el índice de agosto que -según prevé- estará por debajo del 1 por ciento.
Uno de los principales componentes que podrían provocar un fuerte descenso del índice oficial es el impacto del fallo de la Corte Suprema de Justicia, que frenó el aumento en las tarifas de gas y retrotrajo el esquema a los parámetros vigentes durante el kirchnerismo. Sin embargo en el Gobierno dicen que hay una tendencia decreciente de precios que trasciende a la cuestión de las tarifas.
Prat-Gay evitó de hablar de una meta anual. Dijo, en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red, que el acumulado va a ser más alto en la Ciudad pero tendrá distintas caras en el interior. Por ejemplo, en Córdoba lo estimó en 25 por ciento.
"Este es un año de transición. Como no teníamos el termómetro afilado, esa pregunta tiene múltiples respuestas. Lo importante es que en todos los casos está bajando y está bajando fuerte", declaró el ministro de Hacienda. Y agregó: "Todos criticaban que la inflación no bajaba y nosotros mantuvimos la palabra y prometimos que estaría en 2% mensual en septiembre. Ése número ya lo vimos en julio y en agosto va a estar debajo del 1%".
El diagnóstico de inflación a la baja llevó al funcionario a descartar de plano la posibilidad de una reapertura de las paritaraias. Admitió no obstante que el planteo hubiese sido "atendible" dos meses atrás, pero ahora con la inflación mensual cercana al 1% una renegociación de los convenios colectivos no sería beneficioso para los trabajadores.

Comentarios