Policiales
Lunes 13 de Julio de 2015

Por celos, mató a su ex esposa y al novio de la mujer, luego se suicidó

El agresor llamó a la policía y les confesó que se había mandado "una macana". Después anunció que se quitaría la vida y lo hizo. Ocurrió en La Pampa. 

Un hombre de 55 años mató a balazos a su ex esposa y a la actual pareja de ésta y luego se suicidó, previo llamado a la policía para confesar lo realizado y anunciar que se quitaría la vida. El trágico episodio ocurrió ayer a la madrugada en Ceballos, un pequeño poblado de poco más de 300 habitantes ubicado al noroeste de La Pampa.

Fuentes policiales señalaron que el hecho se conoció alrededor de la 1.20 de ayer cuando Raúl Coronel llamó a la policía de la cercana ciudad de Intendente Alvear dijo que se había mandado "una macana" con su ex esposa, Nélida Mendía de 49 años, y el actual novio de ella, Carlos Montes de 55.

"El hombre hablaba muy tranquilo. Dio su nombre, domicilio y le dijo al agente de turno que se había mandado una macana", contó un voceros policial. Y añadió que Coronel contó en ese llamado que él estaba separado de Mendía, que ella había comenzado otra relación con Montes y que no lo buscaran.

Alertado el personal del destacamento de Ceballos, los efectivos arribaron a la casa de Coronel donde hallaron a Mendía y su novio asesinados de dos tiros cada uno. Los cuerpos yacían en un pasillo y la cocina y cada uno tenía un disparo en la cabeza.

Los pesquisas creen que Coronel entró a la casa tras romper la puerta con patadas a la altura de la cerradura. Una vez adentro, primero disparó contra Montes y luego asesinó a Mendía.

Mientras los policías se encontraban en la escena del doble crimen recibieron un nuevo llamado telefónico de Coronel, quien les dijo que se iba a suicidar. "Llamó desde la estación de trenes y dijo que no lo busquemos porque iba a empezar a los tiros contra el personal policial. Cuando lo fuimos a buscar ya se había disparado en la boca y estaba sin vida", explicó una fuente de la pesquisa.

Coronel fue hallado muerto en uno de los andenes de la estación, a unos mil metros de la casa donde había asesinado a Mendía y Montes. Junto al cuerpo se halló una pistola Bersa calibre 22, con la que se cree se cometió el doble crimen y el posterior suicidio. Además, los pesquisas determinaron que antes de matarse, Coronel llamó también a su hija y sus hermanos para contarles lo sucedido.

Comentarios