San Juan
Viernes 26 de Febrero de 2016

Por ahora la Ley Antipiquete no es prioridad para el gobierno provincial

El Ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, manifestó que por ahora no es un tema urgente, por lo tanto no se aplicará. La decisión es porque en la provincia las manifestaciones no son del grado de violencia como se ven en Buenos Aires. 

El ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi habló de la Ley Antipiquete y de su aplicación en la provincia. Sostuvo que por ahora no es un tema prioritario, para el gobierno local, teniendo en cuenta que las manifestaciones acá no son de la envergadura de la provincia de Buenos Aires.
“La ley está en estudio y las provincias de querer aplicarlo tendrán que articularse. Pero no lo estamos viendo ahora porque no es una urgencia. El protocolo que existe actualmente no es viejo, es de 2011 y no está tan alejado al actual”, sostuvo el funcionario.
Para Baistrocchi el tema central es garantizar el derecho a todas las personas y de permitir que se realicen las protestas de manera pacífica. 
Según el protocolo, las fuerzas de seguridad establecerán un espacio de negociación para que cese el corte y se dará aviso a la justicia. El jefe del Operativo de Seguridad deberá impartir la orden a través de altoparlantes, megáfonos o a viva voz y los manifestantes tendrán que desistir de cortar las vías de circulación de tránsito, retirándose y ubicándose en una zona determinada “para ejercer sus derechos constitucionales, garantizando siempre la libre circulación”. Ante el incumplimiento de esta instrucción, los manifestantes estarían violando el artículo 194 del Código Penal (delitos contra la seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación), cuyo incumplimiento tiene penas de prisión de 3 meses a 2 años. Además, esta situación se pondrá “en conocimiento del Magistrado competente, y se procederá a intervenir y disolver la manifestación”.
A su vez, el escrito señala: “si entre los manifestantes se encontraren personas y/o grupos de personas que inciten a la violencia y/o porten elementos contundentes y/o armas de cualquier tipo, o utilicen fuego, combustibles, elementos explosivos o inflamables, agentes químicos, pirotecnia, o cualquier otro artículo que pudiere dañar la integridad de las personas, de los miembros de las FFSS (fuerzas de seguridad), los bienes que se encontraren en el lugar de la protesta, y el medioambiente, las FFSS procederán a aislar e identificar a dichas personas, tomar las medidas necesarias para prevenir la posible comisión de delitos y proceder al secuestro de los elementos contundentes”. De todos modos, se aclara que “el uso de la fuerza debe limitarse siempre al mínimo posible, como respuesta para superar ordenadamente la resistencia de quienes cometan delitos de acción pública y ante situaciones de legítima defensa”. En este sentido, las fuerzas de seguridad federales y provinciales dictarán protocolos específicos operativos sobre el personal y el uso mínimo y racional de la fuerza y el uso de armas no letales.
Además, las fuerzas de seguridad filmarán tanto en video como en audio y fotografiarán los operativos, pero según se explica será para los casos en que el material sea requerido posteriormente por la Justicia o para evaluar el desempeño del personal interviniente.
 

Comentarios