Policiales
Lunes 11 de Septiembre de 2017

Un rugbier murió atropellado por su novia a la salida de un bar

El hecho ocurrió en la madrugada en calle El Chañaral, a 100 metros del cruce con avenida Hipólito Yrigoye, en San Rafael. El joven murió en el acto.

Un joven jugador de rugby del Club Belgrano murió ayer a la madrugada tras ser atropellado por una mujer de 30 años, con la que tuvo una relación sentimental, a la salida de Mona Bar, en El Chañaral e Hipólito Yrigoyen, en el distrito de Las Paredes.
El hecho ocurrió después de las 5 cuando Genaro Fortunato salió del local bailable junto a la mujer.
De acuerdo a testigos, se habría producido una discusión entre ambos, hasta que la mujer subió a su Fiat Idea color negro.
Allí, en circunstancias que se investigan, la conductora encendió el auto y atropelló al joven que quedó tendido en el piso sobre la calle El Chañaral, a 100 metros del bar.
El impacto fue tan violento que Fortunato perdió la vida en el instante. Su cuerpo fue trasladado en un furgón a la morguera donde se le practicó la autopsia de rigor.
La mujer fue demorada y trasladada al área de psiquiatría del hospital Schestakow, donde quedó internada con custodia policial.
Hasta el cierre de esta edición no había declarado porque no se encontraba en condiciones de prestar declaración.
El caso se judicializó en la Comisaría 60 y a partir de este hecho tomó intervención la fiscalía penal a cargo de Andrea Rossi, que caratuló el caso como "averiguación homicidio".
Una empleada del boliche confirmó a UNO San Rafael que "ambos salieron del bar y parecía que iban discutiendo, llegaron al auto que estaba estacionado a la vuelta del local y parece que el chico no quería que la mujer se fuera. La mujer encendió el vehículo y lo atropelló".
Se supo también que Genaro y esta mujer habrían sido pareja, pero aún se desconoce oficialmente cuál fue el motivo de la discusión, ya que circularon diversas versiones.
En este trágico escenario, personal de Policía Científica realizó las pericias de rigor y ahora será la fiscal la encargada de investigar si el hecho fue intencional o producto de un accidente.
Así lo hicieron saber desde el área de prensa de la Procuración General: "Se continúa investigando para poder determinar las circunstancias en las que sucedió el hecho y ahí poder determinar si ha sido un homicidio culposo o si le corresponde otra caratula".
Genaro Fortunato era hermano de Fausto, otro rugbier que fue convocado al equipo de Seven de Los Pumas.
Su muerte produjo gran dolor en la comunidad deportiva y en su club, cuyos dirigentes, amigos y compañeros de equipo no podían creer lo sucedido.
La entidad suspendió todas sus actividades y sus equipos no se presentaron a jugar durante el fin de semana.
Genaro comenzó a ser velado el sábado por la tarde en una cochería de la calle 9 de Julio. Hasta el lugar fueron sus compañeros de rugby y amigos que acompañaron a la familia en el dolor.
El bar La Mona decidió ayer cerrar sus puertas en señal de duelo por el fallecimiento del rugbier.

Comentarios