Policiales
Domingo 09 de Julio de 2017

Rebajaron la condena a un ex subcomisario que mató de dos tiros a su pareja

La Justicia rosarina le rebajó de 18 a 16 años de cárcel la pena a Alejandro Scalcione, quien en 2009 mató de dos balazos al profesor Neldo Rosso. un caso llamativo.

El 17 de abril de 2009 Alejandro Scalcione, un subcomisario en activididad, le pegó dos tiros mortales a Neldo Rosso, un profesor de historia afincado en Oliveros con quien mantenía una relación sentimental. En un juicio oral y público realizado en el marco del antiguo sistema penal, a Scalcione le impusieron 18 años de prisión por homicidio agravado por el empleo de arma de fuego. El fallo fue apelado por la Fiscalía, por la querella y por la defensa del acusado. Durante los últimos tres años las apelaciones recorrieron todos los caminos judiciales hasta que la semana pasada la Cámara penal redujo la pena a 16 años de cárcel.

En 2012 la Cámara ya había resuelto modificar la figura penal que le atribuyeron a Scalcione en el juicio inicial. Entonces, los magistrados Carina Luratti, Alfredo Ivaldi Artacho y Ernesto Pangia valoraron que el crimen fue cometido con alevosía y le elevaron la pena de 18 años de cárcel a la de prisión perpetua.

A revisión

Sin embargo, en octubre de 2016 hubo un recurso de inconstitucionalidad presentado ante la Corte de Justicia santafesina que decidió que el fallo sea revisado por un nuevo tribunal. Así el expediente arribó a manos de la Sala de la Cámara Penal integrada por Javier Beltramone, Gustavo Salvador y Carlos Carbone, quienes resolvieron revocar la sentencia anterior y condenar a Scalcione a 16 años de prisión por "homicidio calificado por el uso de arma de fuego".

En su resolución, los magistrados dijeron que "estamos frente a un caso que manifiesta tres teorías diferentes: una sostenida por la defensa que estima que Scalcione mató bajo un estado de emoción violenta; otra sostenida por la Fiscalía y la querella y avalada por el Tribunal de 2ª Instancia que dice que Scalcione mató con alevosía; y la última es la de la del juez de Sentencia de 1ª Instancia Ismael Manfrín que justipreció que Scalcione mató sin alevosía y sin emoción violenta inclinándose bajo la figura de homicidio simple agravado por el uso arma de fuego".

En ese marco el tribunal formado por Beltramone, Salvador y Carbone hizo varias consideraciones sobre las apelaciones anteriores y puso sobre el tapete los términos en que se evaluó la alevosía, la determinación de "matar" que tuvo el imputado y los argumentos sobre la "emoción violenta". También evaluaron la indefensión en la que se encontraba Rosso al momento de su muerte: en la cama, tapado y con dos balazos: uno en el cráneo y otro en el pecho.

La defensa del imputado, a cargo de Eduardo Campisciano, esgrimió que la pena de prisión perpetua impuesta en su momento, era "arbitraria, inhumana e ilegítima, además de no aplicarse en el derecho argentino", y deshechó la alevosía.

La querella, a cargo de Raúl Superti, consideró que existió la alevosía ya que Sacalcione tenía un control absoluto de la situación, aunque excluyó la emocion violenta al considerar que Scalcione esperó a la policía "en la puerta de su casa y fumando, sabiendo muy bien lo que había hecho". Y tachó al hecho de ejecución: "Identificó a su víctima, la seleccionó y fue a matarla".

Miradas diferentes

A la hora de las consideraciones, Beltramone sostuvo que en "el caso de no receptarse la emoción violenta la pena de 18 años que se aplicó también es injusta, pues era su primer condena y no tenía antecedentes".

En tanto, el juez Salvador desestimó le emoción violenta y expresó que "si Rosso estaba dormido no caben dudas que se configuraría el estado de indefensión. Pero si no lo estaba, si estaba lúcido y despierto, ello tampoco impide que ésto haya sido aprovechado por el atacante para llevar adelante su ilícito".

El juez Carbone, por su parte, se sumó a la votación de Beltramone al encuadrar el hecho como homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Así las cosas, los camaristas fallaron por mayoría condenando a Alejandro Scalcione a la pena de 16 años de prisión como autor penalmente responsable del delito de homicidio simple calificado por el uso de arma de fuego.

Neldo Rosso fue asesinado de dos disparos en su casa de Oliveros el 17 de abril del 2009. Tenía una relación de convivencia desde un año antes con Scalcione, que entonces era el jefe del destacamento policial del Hospital de Emergencias. En la primera audiencia del juicio Scalcione admitió que le disparó a Rosso, a quien definió como un hombre celoso en extremo y a quien, según declaró en el juicio de primera instancia, había encontrado con otro hombre. (Fuente: La Capital).

Comentarios