Policiales
Lunes 09 de Octubre de 2017

Manipuladora y peligrosa, la pericia que complica a la novia del rugbier atropellado

El martes será la audiencia que definirá si Julieta Silva puede recuperar la libertad o si sigue presa. La pericia psiquiátrica determinó que es narcisista, no tiene sentimiento de culpa y puede ser peligrosa para otras personas.

La Justicia de San Rafael define mañana si recupera la libertad Julieta Silva (29), acusada de atropellar con intención de matar a su novio, el rugbier Genaro Fortunato (25). La audiencia por la prisión preventiva de Silva será a las 9.30, y estará a cargo del juez de Garantías Pablo Peñasco, quien deberá resolver si la imputada puede quedar libre o si continúa el proceso jurídico en prisión. También se discutirá si se trató de un asesinato o una muerte accidental.


A Silva, que tiene dos hijos pequeños de su anterior matrimonio, le juega en contra la declaración de los testigos que la vieron discutir con Fortunato a la salida del boliche La Mona, en la madrugada del 9 de septiembre: "Aceleró y le pasó por encima como si nada", dijo un cuidacoche y ese relato fue ratificado por otro testigo, un odontólogo, que estaba con amigos a pocos metros, en el interior de un auto.

A esto se suman las pericias criminalísticas y dos pruebas centrales: una que asegura Silva tiene problemas de visión, que no llevaba puestos los anteojos recetados y que no vio a su novio sobre el asfalto. Y otra, que podría complicarla con el resultado de la pericia psiquiátrica.

El fin de semana trascendió que para los peritos la imputada es una persona "egocéntrica, sin sentimientos de culpa, antisocial e histriónica". Consideran que tiene escasez de frenos inhibitorios y existen rasgos de violencia en su personalidad. El informe pericial cuenta con siete ítems que, según publicó el portal Sitio Andino, hacen referencia al "narcisismo" y a una "inclinación a la manipulación". Pero el punto más importante es el que destaca que puede ser "peligrosa para otras personas".

Durante la audiencia de prisión preventiva en los Tribunales de San Rafael, la fiscal Andrea Rossi sostendrá su dura acusación de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía; y pedirá el procesamiento de la acusada. En cambio la defensa, al frente de Florencia Garciarena, solicitará la prisión domiciliaria.

Sobre lo que sucedió aquella noche, , se supo que Silva salió del local y se subió a su automóvil, ante lo que Fortunato intentó detenerla subiéndose al capó del vehículo, cayó del capó y luego de una maniobra con el vehículo la mujer lo atropelló. Según relató la fiscal días después del hecho, Silva "sigue 150 metros (con su auto), gira en U y vuelve al carril correspondiente en dirección a la ruta 143. En ese interín que ella vuelve, el chico estaba en el piso reponiéndose y ahí es cuando ella lo atropella"

Comentarios