Femicidio de Anahí Benítez
Jueves 10 de Agosto de 2017

La defensa del detenido por el crimen de Anahí y pidió atención médica

"No lo veo bien en sus cabales", indicó a distintos medios el letrado Lucio de la Rosa.

Marcos Bazán, el único detenido por el crimen de la adolescente Anahí Benítez, se encuentra "depresivo", según su abogado defensor, que pidió que sea revisado por un "médico, un psicólogo o un psiquiatra".

"No lo veo bien en sus cabales", indicó a distintos medios el letrado Lucio de la Rosa, quien presentó un escrito en ese sentido ante la fiscal Verónica Pérez, que investiga el caso.

Por otro lado, De la Rosa señaló que su cliente reveló en su declaración ante la fiscal que "conocía" al profesor de matemáticas Leonardo Agostino, el primer detenido por el caso, posteriormente detenido.

de-la-rosa-1.jpg
El abogado Lucio de la Rosa, defensor del detenido que tiene la causa por la muerte de Anahí Benitez, Marcos Esteban Bazán (34).
El abogado Lucio de la Rosa, defensor del detenido que tiene la causa por la muerte de Anahí Benitez, Marcos Esteban Bazán (34).

Bazán dijo que había estado en una clase del profesor entre 2008 y 2009, mientras que el docente había asegurado que no conocía al único detenido que quedó por el momento en la causa.

En tanto, la fiscal Pérez le iba a tomar declaración esta tarde a la novia de Bazán, llamada Florencia, quien entre otros datos iba a aportar si le pertenecía o no, las prendas femeninas encontradas en la casa de su novio, además de los movimientos del mismo que recuerda en los días en los que Anahí permanecía desaparecida.

Anahí Benítez desapareció el 29 de julio pasado y su cuerpo fue hallado semienterrado en el interior del predio de la reserva Santa Catalina el viernes 4 de agosto.

El profesor Agostino, que había tenido a la chica como alumna en 2015, fue detenido en virtud a evidencias de una relación que habría mantenido con la joven, pero fue liberado el martes a la madrugada.

En tanto que Bazán, que fue detenido el domingo pasado, se convirtió en sospechoso a partir de un que un perro rastreador marcó su casa, situada a unos 300 metros del lugar en el que fue encontrado el cadáver, como un posible lugar en el que la chica, que habría sido golpeada y asfixiada en forma mecánica.