Hurto de elementos del Hospital Rawson
Miércoles 11 de Octubre de 2017

Hurto en el Rawson: el juez no puede probar que actuaron en banda y por ahora no habrá más imputados

"No hay elementos para llamar a indagatoria a nadie, por ahora", dijo el juez que instruye la causa por la defraudación y sustracción de instrumental en el hospital Rawson. El médico Diego Basualdo y la instrumentadora Patricia Quevedo, los más complicados. Mientras sigue el desfile de testimoniales, se cae la posibilidad de investigar una posible Asociación Ilícita.

Por María Eugenia Vega

El juez Pablo Flores fue contundente sobre la investigación que lleva adelante, a raíz del hurto de instrumental en el hospital Rawson. Dijo que "por ahora" no llamará a nadie para que declare en carácter de indagatoria ni habrá más imputados porque "no hay elementos para sostener esa decisión, por el momento". Esta aclaración se desprende del pedido que el fiscal Daniel Galván, le hizo para que indague a las autoridades de una clínica.

"No he resuelto nada hasta el momento porque no tengo elementos para hacerlo. Voy a seguir escuchando testimoniales para saber lo que ocurrió", dijo a sanjuan8.com. A estos llamados no los ha hecho al azar. Según aseguró, "fueron precisos y con razones específicas teniendo en cuenta el armado de la historia de lo ocurrido", porque el juez quiere saber realmente cómo se manejan los elementos que pertenecen al Estado, puertas adentro del hospital Rawson.

Hasta este momento, el juez ha desestimado la posibilidad de investigar la Asociación Ilícita. Si bien, esta situación puede cambiar con el correr del proceso, por ahora no tiene pruebas para asegurar que fue una banda organizada la que actuó en el hurto del instrumental. Los más complicados, que estuvieron detenidos por este hecho, son el médico Diego Basualdo y la instrumentista Patricia Quevedo. Ambos fueron excarcelados mientras dure el proceso, pero el juez no descarta llamarlos nuevamente a su despacho para que amplíen su indagatoria.

"Si lo considero pertinente y útil, llamaré a indagatoria más adelante pero por ahora no lo creo adecuado", volvió a remarcar el magistrado, que además explicó que sostener la hipótesis de una asociación ilícita no es tarea fácil. Por eso, la última decisión fue seguir llamando a testimonios, la semana que viene.

Otras causas complementarias

Luego de haberse producido la escandalosa detención del médico Basualdo y la enfermera Quevedo, la Policía sorprendió con un allanamiento en el domicilio laboral de un ginecólogo acusado de practicar abortos clandestinos: Horacio de Arrascaeta. A este hombre se le secuestró un ecógrafo que podría pertenecer al hospital Rawson. Luego se desprendió que el hombre cargaba un prontuario importante.

Lea: el perfil sospechoso del médico acusado de hacer abortos

También, el profesional Héctor Balmaceda no quiso quedar pegado a las averiguaciones sobre la causa y entregó, de manera voluntaria, una caja con elementos para realizar cirugías y una máquina de laparoscopía.

Por último, este miércoles se conoció la detención de una enfermera del hospital Rawson (María Quiroga, de 68 años) a quien denunciaron anónimamente por vender medicamentos de manera clandestina, en su domicilio. En el allanamiento, le encontraron varios elementos que podrían ser del hospital Rawson.

enfermera hospital Rawson instrumental quirúrgico medicamentos venta (1).jpg


Comentarios