Policiales
Jueves 13 de Julio de 2017

A una profesora le tiraron dos bombas molotov para que los apruebe

Consideran que los atacantes son alumnos de una escuela de General Pico, La Pampa. Le dejaron una nota intimidatoria.

Es un fenómeno que lamentablemente parece estar creciendo en las escuelas secundarias, donde los alumnos parecen buscar distintos artilugios para evitar exámenes o bien para que los aprueben sin estudiar mucho. Lo concreto es que ahora a una profesora de una escuela secundaria le arrojaron dos bombas molotov en su casa con una nota intimidatoria en la que le exigían que apruebe a todo el curso.
El hecho sucedió en General Pico, La Pampa, y los investiogadores consideran que los agresores fueron alumnos, puesto que junto al artefacto explosivo se encontró una nota intimidatoria para la profesora.
Los ataques fueron dos, sucedieron en la madrugada del último sábado con una diferencia de algo más de cuatro horas entre uno y otro y ambos quedaron registrados por una cámara de seguridad. El primero ocurrió a la 1.30 de la madrugada y en él se observa que participaron dos adolescentes. El otro sucedió a las 5.30 y se pueden ver a tres personas -de apariencia joven, también- con sus rostros cubiertos por capuchas y máscaras.
En el lugar, los agresores dejaron una carta escrita en papel blanco, parte en letra manuscrita y otra en imprenta, con el mensaje: "Aprobá a todas las escuelas privadas o esto no va a ser ni la mitad de lo que te voy hacer hija de puta".
En la propiedad vive una profesora de un colegio privado de la ciudad. Es esposa de un contador y exfuncionario del gobierno provincial. La identidad de la profesora se mantiene en reserva.
Las bombas molotov fueron arrojadas contra la puerta principal de la casa. Hubo un principio de incendio y daños contra la casa. El fuego fue controlado por una persona que pasaba por el lugar.
La fiscal Ivana Hernández, a cargo de la causa, dijo que "hay una denuncia y se está trabajando sobre la misma, es un hecho grave, donde podrían estar involucrados varios menores de edad".
"En principio se trataría de una amenaza agravada, sea por coacción o anónima, con la utilización de material explosivo. Con el correr de las horas y con más información al respecto, veremos cómo lo tipificamos. En principio son delitos imputables, queda investigar la edad que puedan llegar a tener quienes están posiblemente involucrados y si por su condición de menores o no, son imputables en este hecho", afirmó.
"Con la revisión de cámaras de vigilancia privadas y demás se tendrá un posible mayor conocimiento de los hechos, más allá de que quienes han participado, estaban con las caras tapadas o semi tapadas", afirmó la fiscal.

Comentarios