Lunes 24.11.2014

Algo más fresco, con varias horas de sol

Min.: 11% | Máx.: 28 °C

Policiales Miércoles, 12 de marzo de 2014 | 12:48

Entrevista con el “Loco del Sifón”: “Ponía un sifón arriba de la mesa por mis viejos, yo quería matarlos a ellos”

Eduardo Villavicencio relató el calvario en el que se introducía cuando consumía drogas, violaba y asesinaba. “Mis padres se peleaban y se largaban con el sifón”, dijo. La madre lo abandonó cuando tenía 7 años y el padre no lo defendió cuando lo violaron. “Con la sangre de las personas me lavaba, salía ensangrentado. No tengo que existir". Mirá la entrevista completa.

Una entrevista realizada por Rolando Graña hace algunos años dejó en evidencia el porqué de los actos aberrantes que realizó Eduardo Villavicencio, conocido como “El loco del Sifón”. “Soy un violador serial. Maté a dos personas. Toda mi vida droga, droga y drogas. Yo sano no hacía nada y drogado me perdía. Yo iba a robar y me drogaba y de ahí se me despertaba el violador”, comenzó su crudo relato. Villavicencio confesó desde el pabellón de máxima seguridad que los hechos que lo llevaron preso por más de la mitad de su vida fueron por culpa de los estupefacientes.

Pero tuvieron una razón de ser, según él mismo analiza. El odio que cargó contra sus padres porque ellos lo abandonaron. Su madre se fue de su casa cuando él tenía 7 años, su padre no lo defendió cuando – según contó- en la comisaría lo violaban. Si bien, Eduardo tuvo como apodo “el negrito” o “el negro villa” la prensa lo bautizó con el nombre de “el loco del sifón” al conocerse que mataba a sus víctimas con ese elemento.

“El golpe con el sifón no era tanto. La Policía vio que yo ponía un sifón arriba de la mesa. Yo creo que fue por algo que me quedó de mis viejos. Ellos siempre tenían un sifón arriba de la mesa cuando peleaban. Se tiraban con el sifón. Yo quería matarlos a ellos”, se sinceró. Con la crudeza de su verdad contó detalles de cómo se encontraba él en la escena del crimen. “Con la sangre de las personas me lavaba, salía todo ensangrentado de ahí. Después aparecía acostado al lado de ellas y no entendía nada”, confesó.

Eduardo Villavicencio fue arrestado cuando tenía 17 años por intento de homicidio y violación agravada pero salió libre. Luego violó a dos mujeres y mató a sus maridos. Pasó preso la mitad de su vida y ahora se generó una polémica cuando una de sus víctimas dijo que iba a salir libre muy pronto. La jueza Margarita Camus dijo que aún no cumple con los requisitos para evaluar sus salidas pero aseguró que “tiene conducta ejemplar”.

Sin embargo, en esta entrevista el “negro villa” reconoce que se hace preguntas todo el tiempo: porqué un asesino, porqué un violador, porqué un animal. Y a cada pregunta se responde: “No tengo que existir”.

Dejanos tu comentario