Mundo
Lunes 21 de Diciembre de 2015

Podés lograr un "perfil saludable" en las redes sociales con estos tips

Los roles de la sociedad han cambiado desde que tenemos redes sociales como Facebook, Twitter, Whatsapp, Instagram y otras cuantas también populares; pues ahora todo los que se hace se publica en ellas.

Aquí te daremos una serie de comportamientos que pueden ayudarte a definir tu condición ante las redes sociales, y que tan feliz eres según estos aportes de la ciencia médica.
 
¿Qué es un perfil saludable? Las personas que poseen un perfil saludable son aquellas que saben cuándo parar y distinguir cuánto es suficiente. Y éstas son sus características
 
1. Las redes no son parte esencial y necesaria de sus vidas. Los complementan con la comunicación y comparten experiencias con personas que ven todos los días. Personas con las que mantienen una relación frecuente y real.
 
2. El comportamiento y personalidad no cambian entre una red y otra, es decir, son personas asertivas que gestionan adecuadamente sus emociones y saben expresarlas, por los medios adecuados. Ejemplo: estoy enfadado con una compañera de trabajo no se lo diré en las redes sociales ni lo publicaré en su muro para que el resto de personas también se entere de esa situación. Se lo diré en persona, sin necesidad de que terceras personas se enteren.
 
3. La personas saludables saben cuándo desconectarse. No están pendientes de sus móviles y de lo que ocurre en las redes sociales. La vida real es mucho más apasionante.
 
4. Publican las buenas noticias en las redes sociales solo por el placer de compartir con las amistades. No existe afán de enorgullecerse, no buscan ser prepotentes o aparentar.
 
5. En las personas saludables no existe la necesidad de que todos sus contactos los conozcan y que sepan cada día de lo que hacen o dejan de hacer, lo que sienten o lo que piensen. Entienden perfectamente el concepto de “intimidad”.
 
¿Y cuál es el perfil NO saludable de las redes sociales?
 
Cuando la cotidianidad no puede entenderse sin el apoyo del Internet. Cuando se convierte en más que una herramienta de trabajo, podemos decir que es cuando esta herramienta nos deja de instruir de la forma correcta para dejar de enriquecernos.
 
1. Hay personas que necesitan publicar estados o fotografías en sus redes por la necesidad de encontrar un esfuerzo o motivación. Esos likes que reciben son más que una opción en Facebook o un favorito en Twitter.
 
2. Buscan la gratificación de un pensamiento obtenido. Buscan que las personas en las redes les digan “Me gusta” en la fotografía les elogien su peinado o vestimenta nueva. Con esto suben su autoestima y se sienten atractivos en comparación con otros.
 
3. No buscan salir a las calles, porque en sus redes sociales sienten que lo tienen todo y poco a poco lo dejan de hacer, ya que tienen el refuerzo emocional en el Internet.
 
4. Buscan mostrarse en las redes sociales tal y como les gustaría ser; aquí pueden impostar su vida sin problemas, haciéndose sentir más seguros que en la vida real.
 
5. Y lo más difícil que piensan es que si no están en las redes sociales no existen. Toda experiencia adquiere sentido en el momento en que aparece en el muro de Facebook y aparecen los likes y los comentarios. Es entonces cuando se siente aliviado, reconocido y tranquilo.
 
Practicar una vida alejados de las redes sociales no suele ser tan difícil. Sólo es cuestión de ser psicológicamente fuertes para no crear una dependencia a tan útil herramienta de la vida diaria.
 
Fuente: recreoviral

Comentarios