Mundo
Jueves 20 de Agosto de 2015

Podés ganar la lucha contra la celulitis

La celulitis afecta a la gran mayoría de mujeres, independientemente de su peso o sus características físicas en general. Se podría decir que un 90% sufren este problema en la piel y, aunque es muy difícil eliminarla del todo, sí que se puede intentar reducir o evitar que salga más.

Existen muchas maneras de hacerlo, muchas de ellas dependen de profesionales, que realizan tratamientos en cabina con los últimos avances tecnológicos en aparotología, como es la radiofrecuencia. Pero también existen remedios naturales que pueden ayudar mucho al cuerpo a combatir contra la celulitis.
- Vitamina C: la celulitis surge cuando la capa por debajo de la superficial de la piel se debilita. Esto hace que el tejido graso sobresalga y cree esos hoyuelos que tanto molestan. Para evitarlo, lo importante es fortalecer esa capa y evitar las acumulaciones de grasa. En este punto el colágeno es muy importante, ya que da elasticidad, firmeza y tonifica la piel, y la vitamina C tiene mucho que ver con la producción de esta sustancia.
- Mantenerse hidratadas: el agua es vital para eliminar los excesos de líquidos cuando hay acumulaciones, lo que evita que salga la celulitis. Así que por mucho que parezca que añades más líquidos a tu cuerpo, en este caso es positivo, ya que beber agua siempre es beneficioso.
- Omega 3: la inflamación de la piel no es buena para evitar la aparición de la celulitis. Además, puede provocar que se relentice la circulación y el drenaje linfático. Para evitar dicha inflamación va muy bien añadir Omega 3 a la dieta, ya que contiene ácidos grasos beneficiosos EPA y DHA. Algunos alimentos que contienen Omega 3 son el pescado azul, las nueces y las semillas de linaza.
- Mejorar el balance hormonal: no se sabe exactamente por qué aparece la celulitis, pero sí que se deduce que el hecho de que afecte a las mujeres es por los cambios hormonales. Los estrógenos afectan a la producción de grasa, sobre todo en zonas específicas. Para mantener a las hormonas controladas es importante la vitamina B y la vitamina B6, ya que regulan las hormonas, y aportan proteínas y grasas al cuerpo. Habas de soja, semillas de sésamo, avena y semillas de linaza son equilibradores hormonales.
Fuente: entremujere

Comentarios