Policiales
Miércoles 29 de Abril de 2015

Piden que saquen del barrio a un chico de 13 años sospechado de abusar de una nena de 3

El hecho ocurrió en el Loteo Diserco de Santa Lucía, la mamá de la nena asegura que el presunto abusador vive a pocos metros de su casa y teme por lo que le pueda pasar a su hija que no para de llorar al recordar lo que le pasó. 

"Mi hija no para de llorar, cada vez que se acuerda de lo que le pasó se pone mal, ya no deja ni que la bañemos". Con estas palabras Natalí, la madre de una pequeña de tres años que habría sufrido un abuso por parte de un chico de 13, relato cómo vive su hija tras el ataque. 
La joven madre que vive en el Loteo Diserco de Santa Lucía, contó que hace unos días ella se fue a trabajar y dejó a su pequeña al cuidado de su madre, la mujer fue a tender la ropa y perdió de vista por unos minutos a la niña. Cuando la encontró la nena estaba acompañada por un joven de 13 años que vive a unos 100 metros de la casa de la niña.
En ese momento, la nena no dijo nada, pero luego se largó a llorar y contó que el vecino la había bajado la bombacha y le había metido los dedos en la entrepierna.
La madre de la menor pusó la denuncia en la Comisaría Quinta, desde allí la derivaron a un médico legista que la revisó y la derivó de urgencia al hospital Rawson en donde estuvo internada por tres días. "Mi hija llegó con toda la entrepierna roja irritada y lastimada, en el hospital no paraba de llorar", contó la mujer, quien agregó que ella dejó de trabajar para poder cuidar a su única hija. 
Ahora la niña volvió a su vivienda y, si bien cuenta con apoyo psicológico, la menor no deja de llorar ya que cree que su presunto atacante puede "volver". Natalí contó que el presunto agresor está en libertad, pero aclaró que hace días que no vuelve a su casa.
La mujer agregó que cuenta con el apoyo de sus vecinos y que piensa  "luchar" para conseguir Justicia para su nena. "El mismo chico reconoció que había tocado a mi hija pero que no la había penetrado, además hay otro caso de un niño al que le habria metido una botella en la cola. Por eso pedimos que este joven sea castigado de alguna forma o sino que por lo menos deje de vivir cerca de nuestros hijos", concluyó la mujer.   

Comentarios