San Juan
Sábado 01 de Octubre de 2016

Piden que aumenten los controles para frenar la venta de anteojos "truchos"

Los propietarios de las ópticas aseguran que estos anteojos producen daños oculares y piden ser los únicos habilitados vender estos elementos que cuenten con autorización de las autoridades sanitarias.

Los propietarios de las ópticas de San Juan han solicitado al municipio de la Capital que refuerce los controles para prohibir lo que consideran una venta ilegal de anteojos en comercios de diferentes rubros y hasta en la calle.

Rolando Cáceres, secretario de la Cámara Ópticas y Afines de la Provincia de San Juan, fue hasta la banca del vecino en Capital para pedir que se empiece a prohibir la venta de este tipo de anteojos ya que asegura que no cumplen con determinadas condiciones técnica y pueden dañar los ojos de quienes los usan.

Desde el Concejo Deliberante le explicaron que desde el desde el 21 de abril de este año existe una ordenanza que prohíbe la venta de anteojos para aquellos que no están habilitados por Salud Pública. Cáceres se mostró conforme con la norma, pero aclaró que no alcanza.

Es que el especialista explicó que tal como está redactada la ordenanza permite que las farmacias vendan anteojos aún sin tener que pedir una indicación de un oftalmólogo

Por su parte, los profesionales del sector aseguran que estos anteojos, que son notablemente más económicos que los que se venden en una óptica, no necesariamente cumplen con las normas de fabricación que los hacen seguros y no provoquen daño en los ojos.

Según publica diario Clarín el oftalmólogo Sebastián Battaglia, explicó que usar anteojos de sol sin las medidas de seguridad necesarias nos puede traer dos complicaciones: las cataratas a temprana edad y la maculopatía.


La primera puede ser resuelta quirúrgicamente, pero la segunda tiene pronóstico reservado ya que produce daño en las células retinianas (y de acuerdo a la magnitud de dicho daño las secuelas pueden ser severas).


Una vez resuelta la cuestión de la graduación, hay que pensar en los cristales. Sin embargo, más allá de esto, lo importante es que los cristales filtren más del 98 por ciento de los rayos ultravioletas solares (UVA y UVB), aunque no hay gafas de sol que aseguren el 100 por ciento de protección.


Cómo reconocer un buen anteojo


Las ópticas cuentan con un aparato digital llamado lensómetro, que mide en forma técnica el porcentaje de filtro solar y puede establecer si los anteojos de sol tienen la protección adecuada.

Esto también puede realizarse de manera "casera". Para eso, hay que colocarse frente a un espejo, a 60 centímetros de distancia, con las gafas de sol colocadas. Si tienen buen filtro, la persona no debería verse los ojos.


Comentarios