Violencia de Género
Sábado 22 de Octubre de 2016

Participó de la marcha contra los femicidios, pero está denunciado por violencia de género

Su imagen con un cartel ante el Palacio de La Moneda, en Chile, se viralizó. Pero su ex esposa lo descubrió y contó su verdadera historia.

La manifestación del pasado miércoles contra la violencia de género tuvo postales distintivas en los distintos países latinoaméricanos que se sumaron a la jornada. Una de ellas fue tomada frente al Palacio de La Moneda, en Chile, y la protagonizó un hombre con un cartel que decía:"Estoy semidesnudo, rodeado por el sexo opuesto...Me siento protegido, no intimidado. Quiero lo mismo para ellas".

La jornada, impulsada en Argentina por un violento asesinato de una adolescente de 16 años pero rápidamente propagada a países como Chile, México y Uruguay, entre otros, estuvo marcada por una gran concurrencia de mujeres pero también por el acompañamiento de muchos hombres... como el del cartel.

Después de que su imagen se viralizara y fuera celebrada en varios países de la región, el diario digital chileno El Desconcierto publicó una entrevista con Francesca Palma, ex pareja de "el hombre del cartel" y quien lo había denunciado por violencia física y maltrato psicológico contra ella y la hija de ambos.

"Si no me hubiese ido de la casa, capaz sería yo una menos", dijo Francesca en relación con la popular consigna #NiUnaMenos.

Palma y Felipe Garrido, el hombre del cartel, comenzaron a salir a los 15 años y a los 19 tuvieron a su única hija. "Siempre nos cortaban la luz. La persona que nos ayudaba a cuidar a la niña atestigua todo esto. Ahí empezaron las peleas, porque yo ya estaba aburrida de mantenerlo, que no trabajara. Una vez me tiró un plato y me rompió el tendón, tengo una cicatriz en el pie. Llegamos a la clínica y él me pidió que no le contara al doctor que me atendió para que no se fuera detenido. Me arrepiento mucho de haberle hecho caso", relató Francesca a ese medio.

En el momento de la marcha contra la violencia de género, Garrido debería haber visitado a su hija de 11 años. Pero un rato antes del horario acordado, avisó a su ex mujer que por "motivos laborales" no podría cumplir con el acuerdo de visitas. "Horas después, todo el mundo veía las fotos donde Garrido pedía respeto para las mujeres", describió Palma.

Las denuncias por maltratos están registradas en el 4to Juzgado de Familia de Santiago. Como consignan las causas número C1307-2016 y C557-2013, la nena habría manifestado tanto a su madre como a profesionales que su padre "no cumpliría con horarios de alimentación o cuidados mínimos, llegando a la casa a las 16.00 de un domingo luego del régimen de visitas sin haber comido, o insolada tras haber permanecido horas al sol sin protección. También ha expresado no querer verlo más".

Además, Garrido no cumple con la cuota de alimentos de su hija desde enero."Tampoco se ha hecho presente en las terapias de familia ordenadas por el juzgado como forma de mediación por las visitas y pensión", explica Francesca. Y agrega: "Te imaginas cómo me sentí cuando lo vi en todos lados, a la gente dándole pantalla a este tipo".

Comentarios