País
Miércoles 29 de Abril de 2015

Para solucionar los "desajustes", el FMI le recomendó a la Argentina que devalué su moneda

El FMI consideró que, "para retornar a la estabilidad y el crecimiento"  la Argentina debe poner en marcha políticas macroeconómicas más restrictivas combinadas con un tipo de cambio más débil. 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la Argentina "mantiene desajustes económicos significativos", por lo que recomendó "políticas macroeconómicas más restrictivas combinadas con un tipo de cambio más débil", para volver a la "estabilidad".
Así lo sostuvo el informe "Perspectivas Económicas: Las Américas", difundido en Santiago de Chile por el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, y el jefe de Misión del organismo para Chile, Roberto Cardarelli.
El FMI consideró que la Argentina debe poner en marcha "políticas macroeconómicas más restrictivas combinadas con un tipo de cambio más débil, para un retorno a la estabilidad y el crecimiento".
En el estudio sostuvo que "la Argentina mantiene desajustes económicos significativos, siguiendo un extendido período de expansión fiscal que ha recaído crecientemente en financiamiento del Banco Central".
Además, reiteró su pronóstico de una caída de 0,3 del PIB y pronosticó una contracción en las economías de Brasil y Venezuela, golpeadas por la caída en los precios de las materias primas, lo cual impactará en el resto de América Latina. En el caso de Venezuela, la entidad proyectó un retroceso de 7% y en Brasil, del 1%.
Estimó que sólo Perú y Chile registrarán un repunte este año "gracias a la aplicación de políticas expansivas y la eliminación de frenos a corto plazo en la actividad". El reporte publicado en Santiago es una ampliación de las perspectivas globales que el FMI entregó hace dos semanas sobre el devenir de las economías americanas.
"Se prevé que el crecimiento regional se reduzca por quinto año consecutivo, alcanzando un mínimo ligeramente por debajo del 1 por ciento, para luego comenzar a recuperarse en forma moderada en 2016", vaticinó el FMI. La baja del crecimiento regional de 2015, de casi 1,4 puntos porcentuales respecto de los reportes del FMI de octubre último, "responde al deterioro de las proyecciones de América del Sur, en especial en Brasil, Ecuador y Venezuela, mientras que las perspectivas de América Central y el Caribe han registrado una leve mejora", indicó el organismo.
En ese escenario, el FMI sugirió fijar la atención en los tipos de cambio que podrían "jugar un rol crucial en el ajuste a un contexto externo más difícil" con una depreciación de las monedas locales que podrían alentar la producción nacional y reducir el déficit externo. Además, recomendó a los gobiernos enfocarse en "mantener las expectativas de inflación alineadas con las metas oficiales" y ajustar sus déficit fiscales "sin poner en riesgo la sostenibilidad de la deuda".

Fuente: Diario Uno

Comentarios