San Juan
Domingo 09 de Agosto de 2015

Para no pedir prestado muchos llevaron sus tijeritas para entrar al cuarto oscuro

Las boletas de 82 centímetros de longitud fueron todo un desafío para los electores. Sin embargo rápidos de reflejos algunos ciudadanos se anticiparon y se aseguraron la posibilidad de cortar y prolíjamente ensobrar el voto.

La extensión de las boletas y la cantidad de categorías distribuídas en una cifra récord de precandidatos era el gran desafío de los electores que debían meter prolíjamente en el sobre y luego hacerlo pasar por la abertura de las urnas.
Y en el medio aparecía la posibilidad de corte y para ello las tijeras volvieron a ser protagonistas. Esta vez en el cuarto oscuro no iba a estar el artículo y por ello muchos decidieron llevarlo de sus casas. Así no deberían pedirlo prestado a las autoridades de mesa.

Comentarios