País
Jueves 16 de Julio de 2015

Para manipular un drone habrá que tener más de 16 años y certificado de aptitud física

Por sobre todo, habrá que contar con la autorización de la Administración Nacional de Aviación luego de que se publicara la regulación en el Boletín Oficial.

Tener más de 16 años, contratar un seguro, tener la autorización de la ANAC, y hasta realizarse un examen psicofísico.
Aunque parezcan requisitos necesarios para realizar alguna actividad de riesgo, estos son algunos de los puntos que deberán cumplir quienes quieran utilizar un dron en la Argentina.
Así quedó establecido luego de que se publicara en el Boletín Oficial el Reglamento Provisional de los Vehículos Aéreos No Tripulados, que establece las condiciones para manejar uno de estos aparatos, luego de que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) –quien funcionará como regulador de la actividad en el espacio aéreo– presentara un informe al respecto.
La reglamentación indica además que este tipo de aparatos "no podrán operar en zonas densamente pobladas o donde haya aglomeración de personas ni en horario nocturno", a menos que se cuente con un permiso especial otorgado por la ANAC.
Por otra parte, se especifica que los vehículos aéreos pilotados a distancia o sistemas de vehículos aéreos pilotados a distancia "no podrán ser operados a más de 43 metros de altura sobre nivel del terreno debajo de un espacio aéreo controlado, o dentro de un radio de cinco kilómetros del centro geométrico de la pista de un aeródromo".
Otro dato significativo que se destaca de la resolución es que los propietarios de drones estarán "obligados a contratar un seguro de responsabilidad por los daños a terceros que pudiera ocasionar su operación".
Además, deberán llevar "una placa de identificación inalterable fijada a su estructura".
"Los miembros de la tripulación remota de un vehículo aéreo piloteado a distancia también deberán reunir los siguientes requisitos: 1) Ser mayores de edad; 2) Contar con aptitud psicofisiológica certificada por un hospital público, que dé cuenta de su aptitud visual y auditiva como así también de su motricidad fina. Este recaudo deberá ser acreditado cada dos años", especifica la normativa.
Esta reglamentación, sin embargo, no contempla a los drones utilizados con fines deportivos o recreativos, tal como la normativa define a los aparatos que pesan hasta 10 kilos.
Pero más allá de su peso, no se podrán incluir en esta categoría los vehículos que se utilicen para tomar fotos o filmar sin en consentimiento de terceros.
Entre las consideraciones que aparecen en esta nueva reglamentación se destaca que estas reglas regirán de modo provisorio, hasta tanto la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) finalice con el documento final, ya que "se encuentra elaborando el marco normativo que regulará la operación de dichos vehículos aéreos".
El objetivo principal de este marco normativo provisional es "lograr y conservar el nivel uniforme de seguridad operacional", indica la resolución de la ANAC.                                                                                                                                                                                                             

Comentarios