Mundo
Jueves 16 de Julio de 2015

Pantallas en autos, causal de accidentes

Su instalación creciente en los tableros de los autos genera debate en Estados Unidos

La popularidad que están ganando los automóviles inteligentes equipados con pantallas en el tablero, en las que es posible desde revisar las redes sociales hasta consultar mapas, aunada a una regulación laxa está generando un debate en Estados Unidos, donde investigadores están alertando sobre el inminente riesgo que engendra el que el conductor quite la mirada del camino.  
 
    Las pantallas plantean cuestiones graves de seguridad pública”, opinó Joe Simitian, ex legislador de California, quien encabezó las leyes del estado en el uso del teléfono mientras se conduce. “Desde un punto de vista legislativo, esto va a ser algo que los legisladores tendrán que luchar en los próximos años.”
 
    No se puede mirar una pantalla y estar atento a la carretera al mismo tiempo”, dijo David Strayer, profesor de cognición y ciencia neuronal en la Universidad de Utah, y quien ha escrito varios estudios sobre la conducción distraída.
 
Su investigación muestra que leer un mensaje de texto, función que algunas pantallas  permiten,  lleva cuatro segundos, mucho más tiempo de lo que se considera seguro. Sin embargo, para los fabricantes de automóviles y sus clientes, las pantallas trucadas son irresistibles.
 
La industria
 
    Si no proporcionas algo que sea útil, la gente utilizará su teléfono inteligente, y todos sabemos que ésa es la mayor distracción del conductor hoy en día”, dijo a Reuters Mark Dahncke, portavoz de Audi, cuyo modelo A3 permite a los conductores sincronizar sus teléfonos con sus coches, revisar las menciones que han tenido en Twitter y ver los tuits en sus cuadros de mando.
 
También son capaces de  subir fotos tomadas desde sus celulares y buscar mapas a partir de una foto. También aparecen pop-up con los mensajes de texto, los cuales pueden ser leídos en voz alta.
 
Un estudio de la firma de investigación de mercado JD Power encontró que casi 15 por ciento de los consumidores han descartado comprar un coche si éste carece de la tecnología más avanzada, en comparación con sólo cuatro por ciento de hace un año.
 
Regulación laxa
 
En Estados Unidos la regulación es ligera. Muchos estados prohíben la emisión de videos, que no sean de navegación, a excepción de los sistemas de seguridad diseñados para ayuda. Los Estándares Automovilísticos Federales estipulan pocas reglas, incluyendo que el brillo de las pantallas sea ajustable.
 
La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras ha emitido una guía de directrices de distracción en los conductores para pantallas en los tableros de los coches en movimiento, pero son de carácter voluntario.
 
La industria automotriz ha emitido sus propias  directrices, según las cuales los conductores deben ser capaces de completar tareas en las pantallas en una serie de miradas individuales que no tomen más de dos segundos cada una, para un total de 20 segundos, mientras el gobierno establece un máximo de 12 segundos.
 
Esta norma “debería ser configurada para que la gente puede hacerlo en tan sólo cuatro miradas”, dijo Henry Jasny, vicepresidente de la organización Defensores de la Autopista y Seguridad del Auto, un grupo con sede en Washington, financiado por compañías de seguros y otros. Veremos. 
 
Fuente: Reuters

Comentarios