País
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Vuelven los feriados puente: el Senado aprobó la ley casi por unanimidad

La nueva ley fue aprobada con 59 votos a favor y una abstención. El Poder Ejecutivo podrá fijar hasta tres feriados puente por año a partir de 2018.

El Senado sancionó este miércoles en un trámite exprés la ley que habilita al Poder Ejecutivo a establecer tres feriados puente por año, luego de que fueran eliminados por decreto a principios de este año.

La nueva ley, fue aprobada sin debate con 59 votos a favor y una abstención por parte del santafesino Omar Perotti (PJ-FPV), establece que el Poder Ejecutivo podrá fijar hasta tres feriados puente por año a partir de 2018.

Embed

De esta manera, el Gobierno tendrá la libertad de decidir si establece un fin de semana largo mediante un feriado o día no laborable puente, pero no estará obligado.

La nueva norma mantiene la misma estructura de feriados inamovibles y trasladables pero agrega que el Poder Ejecutivo podrá fijar anualmente hasta tres días feriados o no laborables que coincidan con los días lunes o viernes, con el fin de "promover la actividad turística".

Según la iniciativa, el Poder Ejecutivo deberá establecer esos feriados con 50 días de antelación a la finalización del año calendario.

Los feriados puente fueron eliminados en enero pasado por el decreto 52/2017 del presidente Mauricio Macri, pero los legisladores del oficialismo votaron a favor de la ley en las dos Cámaras del Congreso.

El proyecto fue impulsado por el diputado nacional por Misiones Maurice Closs y aprobado en la Cámara baja con un amplio consenso que se reflejó en la votación, con 152 votos a favor y 1 en contra.

Durante el tratamiento en la Cámara de Diputados, Closs explicó que la intención del proyecto es "volver a un sistema flexible" para "recuperar la posibilidad de tener más feriados que fomenten la actividad del turismo".

El diputado misionero puso como ejemplo que este año, el 25 de mayo y el 20 de junio (ambos feriados inamovibles) cayeron jueves y martes, respectivamente, y que con el nuevo esquema esos casos se complementarían con puentes lunes y viernes.

"Todos sabemos que en turismo, pasar los meses de mayo y junio es muy difícil", apuntó Closs, tras lo cual mencionó que el año próximo el 1 de mayo (Día del Trabajador) caerá martes, por lo que el Ejecutivo podría hacer que el 30 de abril sea feriado, para tener un fin de semana largo.

El kirchnerismo había pedido establecer los feriados puente como obligatorios, pero la idea de Closs, según dijo, fue apelar "a la buena voluntad del Gobierno nacional en que año a año, con el sector del turismo, pueda generar estos fines de semana largos".