País
Miércoles 12 de Julio de 2017

¿Mala praxis?: fue a operarse un hombro y terminó en estado vegetativo

La mujer de 43 años se encuentra en coma desde hace dos meses luego de ser intervenida quirúrgicamente en un tendón de su brazo izquierdo. Su familia sospecha que hubo mala praxis.

Doris tiene 43 años, es costurera y se encuentra en coma desde hace dos meses cuando fue intervenida en la clínica "A mano" de Godoy Cruz. Un procedimiento que parecía simple en un tendón de su brazo izquierdo terminó dejándola en estado vegetativo desde entonces y su familia está convencida de que existió mala praxis de parte del médico que la operó.

El hermano de la mujer presentó una demanda penal contra el cirujano y la fiscal a cargo de la investigación del caso ordenó el allanamiento de la clínica para secuestrar historia clínica, libro quirúrgico y toda la documentación relevante para esclarecer lo sucedido.

La versión oficial que recibió el hermano de Doris es que a su hermana le bajó la presión y tuvo un paro cardíaco en el quirófano, a raíz del cual debió ser reanimada durante al menos tres minutos.

Un dolor muscular en el brazo izquierdo, que no mejoraba ni con fisioterapia ni con infiltraciones, llevó a Doris a someterse a una intervención quirúrgica para poder seguir desempeñando su trabajo como costurera. Nada hacía sospechar que podía terminar en terapia intensiva y siendo alimentada por un tubo.

El abogado de la mujer, Carlos Varela Álvarez, solicitó una inspección del cuerpo médico forense en la clínica "A mano" y la intervención de un especialista en anesteseología, para que constate el actual estado de Doris y su estado prequirúrgico y preanéstesico, así como también la dosis inoculada a la mujer en el momento de la operación.

La explicación oficial

En el sanatorio privado de Godoy Cruz conviven los médicos de la clínica con aquellos contratados por las obras sociales, a quienes se les presta el quirófano y la asistencia hotelera para los pacientes intervenidos. En el caso de Doris, la cirugía fue realizada por un traumatólogo contratado de manera directa por la obra social de la mujer.

El jefe de administración de la clínica "A Mano", Marcelo Olivera, dialogó con MDZ y explicó lo sucedido. "La paciente vino a realizarse una cirugía de hombro. Fue traída por el médico traumatólogo que la operó, que fue contratado de manera directa por la obra social. Puedo asegurar que no falló ningún equipamiento médico", señaló Olivera, dejando entrever que pudo tratarse de un error humano.

Con respecto al daño cerebral sufrido por la paciente en la cirugía, Olivera agregó: "Lo que nos dice el médico es que hubo una complicación típica de este tipo de cirugías. Nos estamos haciendo cargo de la situación; hay cinco profesionales a disposición de la paciente. Está en cuidados especiales con un estado de hipoxia cerebral y falta de movimiento en los cuatro miembros. Profesionales especializados la están tratando y está en una etapa de evolución, no podemos afirmar que se encuentra en estado vegetativo aún".

Por último, Olivera se refirió a la futura investigación de la Justicia para esclarecer lo sucedido. "Hemos resguardado toda la documentación y las pruebas con escribano público y estamos a disposición de lo que la Justicia requiera. Además hemos iniciado un proceso administrativo interno para investigar lo ocurrido. La situación nos tiene muy conmovidos. Queremos transparencia y que se investigue si existe alguna responsabilidad de los profesionales actuantes", cerró el jefe de administración del sanatorio.

(Fuente: MDZ)

Comentarios