País
Martes 08 de Agosto de 2017

La justificación del docente acusado de copiarse: "Era un papelito con diez palabras claves"

El profesor sanrafaelino, acusado de haber tenido diez machetes, señaló que no se copió en ningún momento. La DGE podría sancionarlo.

Hace una semana, alrededor de 3500 docentes de Mendoza rindieron para cargos directivos. En medio del examen, dos de ellos fueron separados por copiarse. Al primero, según el Gobierno, le encontraron alrededor de diez machetes, la segunda tenía un sistema más sofisticado que incluía el uso de un auricular.

El primero de ellos se trata de un profesor sanrafaelino, que aseguró que lo suyo no era un machete, sino un papel con "palabras claves".

En una entrevista concedida a TVA Canal 4 de San Rafael, el docente al que le quitaron la evaluación (la DGE no dio su nombre) se defendió de las acusaciones.

"En la evaluación estaba nervioso, no había dormido la noche anterior", afirmó el docente sanrafaelino.

"En un momento de tensión se me puso la mente en blanco. Fui al baño, me acompañaron, creo que una supervisora. Hay que tener en cuenta que el examen dura cuatro horas", señaló el acusado de haberse copiado.

Justamente, una de las sospechas sobre él era por sus idas al baño.

"Sigo con la evaluación, vuelvo a tener una laguna. Yo había estudiado. Me había hecho un papel con palabras claves, no era un machete. No sé si fue por ingenuidad, llegué a sacar el papel y seguí con el examen. Eso fue una vez, lo hice otra vez y ahí dijeron que estaba copiando", expresó el profesor.

"Sentí vergüenza. Dijeron que estaba sacando ventaja y me pasaron a una preceptoría, donde anotaron mi documento y firmé la constancia de que había rendido", narró el docente a TVA Canal 4.

Una semana después del examen, la DGE dio a conocer que eran diez machetes los encontrados, pero esto fue negado por el docente.

"Dicen que tenía diez papelitos, era un papelito de 5 x 5 con diez o quince palabras claves", expresó.

"Soy una persona que me gusta ir por el lado del bien, lo que más me duele es que se informa el nombre de la escuela (en la que trabaja) y esta no tiene nada que ver", manifestó.

Sanciones

Una vez conocido el caso, la Dirección General de Escuelas anunció que a los dos docentes acusados de copiarse en el examen, se les inició un sumario administrativo que podría transformarse en una denuncia penal.

Además, se iba a revisar si se les daba de baja en sus cargos actuales.


Fuente: Diario Uno