País
Lunes 12 de Junio de 2017

Falleció la madre de José Luis Cabezas

Norma Marotti estaba internada en un geriátrico en la ciudad de Mar del Plata. El padre de reportero gráfico asesinado había muerto en 2010, debido a una afección cardíaca.

Norma Marotti de Cabezas, la madre del reportero gráfico José Luis Cabezas, murió el domingo, según confirmaron fuentes cercanas a la familia del fotógrafo.

La mujer, que en 1997 tuvo una participación activa en la búsqueda de justicia por el asesinato de su hijo, se encontraba internada en un geriátrico en Mar del Plata.

De acuerdo a versiones familiares, el estado de salud de Marotti era muy delicado. Padecía una enfermedad neurodegenerativa que en los últimos meses se había agravado. Durante la mañana del domingo, la hermana del reportero, Gladys, viajó a la ciudad costera bonaerense para despedir los restos de su madre.

En 2014, el nombre de Norma Cabezas también había aparecido en la luz pública después de que fuera intimada a desalojar el geriátrico del barrio porteño de Flores donde vivía.El motivo fue la falta de pago por parte del Gobierno de la Provincia de los aranceles para su hospedaje.

En 2010, el padre del fotógrafo, José Cabezas, murió a sus 77 años debido a una afección cardíaca. Según había dicho la familia, el hombre nunca pudo recuperarse de la trágica muerte de su hijo.

José Luis Cabezas, una muerte con el sello de la corrupción

José Luis Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997. Su cuerpo apareció calcinado y maniatado en el interior de un Ford Fiesta en una cava de General Madariaga, Pinamar.

Entonces se apuntó al empresario postal Alfredo Yabrán como el autor intelectual del homicidio, aunque nunca pudo ser dictaminada su culpabilidad, ya que se suicidó cinco días después de labrarse una orden de arresto en su contra. Según las reconstrucciones realizadas, Yabrán ordenó que se efectuara el crimen cuando el reportero, simulando ser un turista junto a su esposa, le tomó una foto en la playa. Una visión alternativa sobre el móvil del homicidio apunta a la Policía Bonaerense, que habría enviado un mensaje de advertencia a la gestión de Eduardo Duhalde, quien entonces era gobernador.

En el proceso judicial fueron condenados a prisión perpetua los cuatro integrantes de la banda "Los Horneros" que ejecutaron el homicidio –Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana–, así como el jefe de seguridad de Yabrán, Gregorio Ríos, y los policías Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Gustavo Prellezo. Ya sea por el "2×1" o diferentes beneficios procesales, todos terminaron quedando libres, con la excepción de Retana, quien murió de SIDA en 2001, cuando cumplía su sentencia en prisión.

Prellezo, señalado como el coordinador del plan criminal y autor de los dos disparos mortales sobre la cabeza del fotógrafo, se vio beneficiado en 2010 por la prisión domiciliaria; en diciembre de 2016, la Justicia le otorgó la libertad condicional.

Fuente: Infobae

Comentarios