País
Martes 10 de Octubre de 2017

El tribunal rechazó convocar a Cristina Kirchner como testigo en la causa Ciccone

El Tribunal Oral que juzga al ex vicepresidente Amado Boudou rechazó hoy tratar la nulidad pedida por su defensa, con lo cual seguirá el juicio en su contra

El Tribunal Oral que juzga al ex vicepresidente Amado Boudou rechazó hoy tratar la nulidad pedida por su defensa, con lo cual seguirá el juicio en su contra, y también se negó a convocar como testigo a la ex presidenta Cristina Fernández Kirchner, en una nueva audiencia del debate por cohecho y abuso de autoridad, entre otros delitos.

Tras escuchar los llamados "planteos preliminares" de las defensas de todos los acusados, los jueces rechazaron "in limine", es decir, sin debate ni análisis, casi todos los pedidos con excepción de uno de la defensa del supuesto testaferro de Boudou, Alejandro Vandenbroele, quien se opuso a que su esposa y principal denunciante en su contra, Laura Muñoz, sea llamada como testigo.

El Tribunal ordenó un cuarto intermedio de una hora para que las querellas y la fiscalía opinen sobre lo expuesto sobre Muñoz, quien -según argumentó la defensa de quien figuró como titular del fondo de inversión "The Old Fund", comprador de Ciccone-, sigue aún casada legalmente con el acusado, con quien tiene una hija de 9 años.

La defensora oficial de Vandenbroele, Paola Bigliani, argumentó que Muñoz -la primera en hablar ante la Justicia sobre la condición de testaferro de Boudou que según ella tenía su marido- sigue casada legalmente con el acusado, nunca pidió el divorcio y tienen una nena de 9 años en edad escolar
El Código procesal penal impide que los dichos de un cónyugue u otro familiar cercano sean usados como evidencia contra un acusado en una causa penal.

"Laura y Alejandro podrían arreglar sus diferencias en cualquier momento", avanzó la defensora al destacar que, pese a que el nuevo Código Civil prevé que este trámite pueda comenzarse de manera unilateral, ella no lo hizo.

También, apuntó a la necesidad de "resguardar el núcleo familiar" del matrimonio casado en el 2006 pero separado hace años.

"Que mi defendido sea privado de la libertad por dichos de la madre de su hija" podría afectar su desarrollo, concluyó la defensora.

Muñoz declaró ante el primer fiscal del caso, Carlos Rivolo, en los inicios de la causa Ciccone y aludió a los vínculos entre Vandenbroele y Boudou.

Poco antes, otra defensa, la del ex jefe de Asesores de la AFIP, Rafael Resnick Brenner, sostuvo que faltan acusados en el juicio oral, en alusión a su ex jefe Ricardo Echegaray y a otros responsables políticos, entre ellos la ex presidenta Kirchner.

Pero luego pidió citarla como testigo, al igual que al ex secretario de Comercio Guillermo Moreno y al ex jefe de Gabinete Manuel Abal Medina.

Al rechazar los planteos el presidente del Tribunal Oscar Bertuzzi recordó que hubo un momento durante la apertura de prueba para solicitar declaraciones testimoniales, por lo cual este planteo "novedoso" es extemporaneo.