País
Domingo 19 de Marzo de 2017

El sueño de los amantes del mate: inventó un termo que calienta agua con luz solar

Christian Navntoft, científico y docente, creó un dispositivo que no depende de energía eléctrica ni gas. Se llama Solarmate y ya se vende en el país.

¿Cuántas veces los viajeros añoran un rico matecito caliente en plena ruta, pero no tienen agua caliente? ¿Qué se hace en trayectos largos o lugares inhóspitos donde no hay forma ni cafetería donde pedir socorro? Inspirado en estos problemas cotidianos, y con la certeza de que no hay que depender de la electricidad para calentar agua, el ingeniero en ecología Christian Navntoft, de San Martín, creó junto a su ex profesor de la Universidad de San Martín, Fabián Garreta, el primer termo a energía solar: "Solarmate".


A pesar del parecido con un termo convencional, el invento que desde el 2015 está a la venta y gana terreno entre los seguidores de las energías renovables, tiene un sistema que –una vez expuesto al sol– calienta el agua en unos 40 minutos. El primero que fabricaron triplicaba el tiempo de espera, pero gracias a su dedicación, los vecinos y universitarios llegaron a un prototipo comercial –asociados con la UNSAM y la Fundación Innovación y Tecnología–.


El reconocimiento mayor para "Solarmate" llegó hace pocos meses, cuando el presidente Mauricio Macri publicó una foto del termo en su página personal de Facebook. "No sé cuánto spin-off universitario hay en el país, pero no deben ser muchos. Además, como es el año de las energías renovables, es lógico que se le quiera dar promoción", explica quien tiene doctorado en Ciencia y Tecnología con Mención en Química y es Ingeniero en Ecología.


El inventor del termo, está poniendo en marcha nuevos productos, todos inspirados en problemas cotidianos de la gente. "Por ejemplo, estamos creando un cargador solar de celular. Hay un sol radiante sobre nuestras cabezas, tenemos que educarnos para aprovecharlo y, de paso, contaminar menos el medio ambiente con pilas, baterías y transformadores", señala Navntoft, y hace hincapié en la necesidad de ahorrar energía.


"Compramos maquinaria y hasta estamos haciendo herramientas especiales que nos permitan duplicar la cantidad de termos que podemos fabricar. Necesitamos levantar la línea de producción y determinar el personal que hace falta en el proceso, ahora somos siete", relata Christian, quien hoy elabora 400 Solarmates al mes, con un precio aproximado de $ 1.000 la unidad.

Comentarios