País
Viernes 19 de Mayo de 2017

Aparecieron nuevas trabas para el ingreso de limones argentinos a Estados Unidos

La presentación cuestiona la reglamentación que ya había permitido, recientemente, importar limones desde la Argentina y que ahora está en manos de la justicia norteamericana.

Nuevos inconvenientes complican el camino de ingreso de los limones argentinos a Estados Unidos ya
que este viernes un consejo norteamericano, el Citrus Science Council, presentó una demanda ante un Tribunal del Distrito Federal en Fresno, California, contra el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

La presentación cuestiona la reglamentación que ya había permitido, recientemente, importar limones desde la Argentina y que ahora está en manos de la justicia norteamericana.

Según la agencia Bloomberg, la objeción fue por el lugar de procedencia de la fruta, ya que según el caso planteado los limones proceden de "áreas donde existen numerosas plagas y enfermedades", en alusión a la Argentina.

El Citrus Science Council firma como el representante de 750 agricultores familiares y a la mayoría de los productores de limones frescos norteamericanos.

En tanto, la decisión, de acuerdo con la explicación ante la justicia de ese país, se afirma en datos obtenidos después de una visita de representantes del Consejo a la Argentina en 2015.

"A pesar de los reiterados requerimientos, nunca se nos permitió revisar la información del reporte que se hizo durante esa visita", consignó el Consejo en el escrito de ayer jueves.

De acuerdo con esta información, "la industria argumentó con vehemencia que las plagas invasoras históricamente contaminan áreas urbanas antes de llegar a los puntos comerciales".

USDA, en tanto, no habría respondido por ahora a ese argumento presentado.

A fines de abril, el presidente Donald Trump sorprendió al anunciar que su país iba a considerar "seriamente" restablecer el permiso para el ingreso de limones argentinos en el mercado norteamericano; fue, cuando visitó el presidente Mauricio Macri a Estados Unidos.

El ingreso de limones estaba suspendido porque en marzo pasado el Departamento de Agricultura norteamericano había postergado una definición sobre la cuestión.

En tanto, la decisión de autorizar las importaciones de los limones argentinos fue definida después de varios años de negociación entre ambos gobiernos, cuando todavía estaba en el poder, el presidente Barack Obama.

Después, el presidente Trump decidió poner en revisión las medidas de su antecesor y finalmente las autoridades sanitarias de Estados Unidos habían aprobado en diciembre pasado la importación de cítricos argentinos.

El acuerdo era por el envío anual de unas 20 mil toneladas de limones del noroeste argentino, la mayoría de Tucumán, por U$S 50 millones.

La Argentina es el principal productor mundial, con un volumen cercano a 1,5 millón de toneladas cada año que se produce en un 80 % en Tucumán.