San Juan
Viernes 24 de Abril de 2015

Padres y vecinos enfrentados por un terreno en el que se hará una escuela

Días atrás un grupo de personas de Santa Lucía protestó para pedir que no talen los árboles del espacio verde de la zona. En la vereda de enfrente un grupo de papás pide que se construya pronto el nuevo edificio para sus hijos discapacitados.

“Las puertas son muy angostas y no pasan las sillas de ruedas, el edificio tiene escaleras y los docentes y familiares tenemos que subir y bajar a nuestros familiares en brazos, el patio de juegos es muy chico y los juegos están rotos". Con estas palabras Romina Flores describió la situación que viven a diario los alumnos de la escuela CAREM de Capital. Los papás esperan la construcción del nuevo edificio, pero sus esperanzas se vieron empañadas por la queja de un grupo de vecinos que piden que no saquen el espacio verde de su barrio para construir la escuela.
Carem, cuya sigla significa Comisión de Amigos para la Recuperación y Educación del Minusválido, es una escuela de educación especial en la que se imparte conocimientos y rehabilitación para unos 60 alumnos repartidos en dos turnos. La institución trabaja además con estimulación temprana por lo que el espectro de asistentes va desde los dos meses hasta personas de más de 20 años.
Flores contó que hace más de un año las autoridades le prometieron a los padres que iban a construir el nuevo edificio en Santa Lucía y que desde entonces están a la espera de novedades. El problema es que el panorama se ensombreció después de que se supo que los vecinos de la zona de Gorriti y Lencinas en Santa Lucía se niegan a que talen los árboles de su plaza para construir allí el edificio de la escuela Carem. 
Después de la protesta de los vecinos santaluceños, desde Inversión Educativa explicaron que la escuela si se va a construir y aclararon que han demorado la obra porque aún resta conseguir el premiso de tala de los árboles y que Medio Ambiente apruebe el plan de reforestación que esto implica.
En medio del parate de la obra los papás ya han comenzado a movilizarse y prevén hacer una reunión y posible manifestación en la puerta de la escuela que queda en la avenida España 587 sur en Capital. "Entendemos que es importante un espacio verde para un barrio, pero le pedimos a los vecinos que también sepan comprender que para nosotros es importante que nuestros familiares tengan una mejor calidad de educación", aseguró Romina quien tiene una hermana con un TGD severo. 

Comentarios