Violencia de Género
Domingo 23 de Octubre de 2016

Padre de la joven asesinada de 166 puñaladas: "Me desgastó pedir justicia, hay mucha burocracia"

Federico Olivares habló a un año de quedar firme la condena de los tres asesinos que masacraron a su hija en Pocito. "Sin la presión de la gente y el apoyo de los medios, la Justicia no hubiese condenado a Palma, Videla y Corbalán", aseguró.

Agotado por los años de lucha, Federico Olivares volvió a hablar de la fatídica experiencia de su hija María Cristina. Esa madre de dos hijos que los dejó a muy temprana edad por un hecho con características bestiales. La familia Olivares fue una de las primeras en la provincia en levantarse por la lucha contra la violencia de género y sus víctimas. Por esa razón, comenzaron a trabajar en Pocito con una fundación que se encargaba de la ayuda y contención de las mujeres que no se animaban a declarar.

En el marco de una nueva lucha multitudinaria, con secuelas en todo el país, Federico confesó en Uno por Semana: "Me desgastó pedir justicia, yo me pasaba las mañanas y las tardes en Tribunales. La Justicia es muy lenta, hay mucha burocracia".

Lejos de aquel 8 de julio de 2012, Olivares confió cómo superó el dolor. "Es muy duro vivir sin María Cristina. Con mi mujer canalizamos el dolor con la Fundación que abrimos para asistir y contener a víctimas de violencia de género". Pero la lucha también aflora por un costado más fuerte: los dos hijos que dejó Cristina, fruto de una relación con su propio asesino Miguel Ángel Palma. "Los dos hijos de María Cristina ya tienen ahora 7 y 9 años. El más grande sabe que su papá Miguel Palma mató a su mamá", contó.

En un calvario de recuerdos interminables que remiten al padre de esos dos pequeños, Olivares dijo que hasta hoy siguen peleando por cortar lazos definitivos con el autor del asesinato. "Tenemos la tenencia de nuestros dos nietos y estamos con los trámites para sacarles el apellido "Palma", algo que es muy burocrático y aún no conseguimos. Los niños no tienen ningún contacto con sus abuelos paternos porque ellos están sospechados de encubrir a su hijo en el crimen", lanzó.

Cuatro años después del hecho que marcó un precedente en la provincia por Femicidio y con una dura condena de reclusión perpetua para los tres homicidas: Miguel Palma, Rosa Videla y Noelia Corbalán (que quedó firme el 22 de octubre de 2015); Federico Olivares sacó en limpio que "sin la presión popular y el apoyo de los medios, la Justicia no los hubiese condenado".

Lea: algunas pruebas que involucraron a los asesinos

Escándalo: citan a declarar a Cristina a un año de su muerte

Comentarios