Ovación
Lunes 15 de Mayo de 2017

Subastan cartas de amor que Enzo Ferrari le envió a la viuda de un piloto

La información sobre el remate, que fue divulgada este lunes, incluye particularidades sobre Breschi, fallecida en noviembre de 2015 a los 81 años de edad.

Cartas de amor que Enzo Ferrari (1898-1988) le escribió durante años a Fiamma Breschi, 53 años menor que él y viuda de un piloto, serán rematadas en Florencia, la ciudad donde había nacido la mujer que despertó la pasión del fundador de la famosa escudería italiana.

"Fiamma Breschi, la Señora de la Fórmula 1" fue titulada la subasta que impulsará la Maison Bibelot, a la espera de que la correspondencia de "Don Enzo" le de una mayor relevancia a la convocatoria y despierte interés de coleccionistas y apasionados de la marca del Cavallino rampante y de "la madre de todas las competencias automovilísticas", reportó la agencia de noticias italiana Ansa.

La información sobre el remate, que fue divulgada este lunes, incluye particularidades sobre Breschi, fallecida en noviembre de 2015 a los 81 años de edad.

En esas cartas quedó plasmada la particular relación que Ferrari mantuvo con esta mujer, viuda Luigi Musso, un piloto de ese equipo que murió en un accidente en el Gran Premio de Francia durante la fatídica temporada de Fórmula 1 de 1958.

Según afirman Breschi, que andaba entonces por los 24 años, estuvo a punto de quitarse la vida luego el trágico fin de su marido y Don Enzo le ofreció entonces un lugar en la escudería, en la que se convertiría en asesora de imagen y además en objeto de un fuerte amor platónico.

Aunque "Fiamma era mucho más joven" su jefe, que estaba casado, "buscó por mucho tiempo convencerla y convencerse de que la abismal diferencia de edad no era importante, al menos para él y al menos en sus largas y numerosas cartas" que la tuvieron como destinataria, contó Luca Dal Monte, autor del libro "Ferrari Rex", ganador del Premio Selezione Bancarella Sport.

"Le confesaba a Breschi su amor y se confesaba a sí mismo, al menos en parte de su intimidad. En algunos fragmentos eran las mismas cartas" con palabras "dulces, cuidadosas, afectuosas" que "treinta años antes le había escrito a su mujer", Laura Dominica Garello, con quien se había casado en 1923, dijo Dal Monte.
Ferrari "le propuso matrimonio a Fiamma e intentó convencer a su mujer de que lo dejara libre. Pero así como Laura no quiso saber nada, tampoco quiso saber nada Fiamma, tal vez porque ambas comprendieron que el suyo era un intento desesperado por sentirse todavía joven", consideró el biógrafo.
Entre Ferrari y Fiamma quedó "solamente una gran amistad, que perduró en el tiempo, además de otras cartas que, en cierto momento, comenzaron inevitablemente a ser menos frecuentes", amplió.

"Sólo después del remate se sabrá si unas simples cartas, únicas por las firmas autógrafas de Enzo Ferrari, podrán batir los valores de algunos de sus automóviles vendidos de manera reciente. Y sobre todo se podrá especular sobre si el adquirente decidirá o no divulgar en detalle sus contenidos", concluyó el historiador deportivo.