Ovación
Martes 16 de Mayo de 2017

Desbordado Quilmes: le tiró una piña al árbitro y se lo llevó la policía

Un asistente del técnico Cristian Díaz intentó agredir a Baliño por su arbitraje en el partido con Defensa y Justicia y fue demorado.

Un asistente del entrenador de Quilmes, Cristian Díaz, intentó agredir al árbitro del partido que su equipo perdió esta noche en Florencio Varela ante Defensa y Justicia y fue demorado por la policía, hasta que los dirigentes 'cerveceros' lograron su liberación tras exigir que lo bajaran del patrullero que lo iba a trasladar a la comisaría local.

En la manga de salida de la cancha los auxiliares del entrenador quilmeño Cristian Díaz se abalanzaron sobre el árbitro Jorge Baliño y sus colaboradores y el encargado de videos del equipo 'cervecero', Luciano Pérez De Lucca, le arrojó un golpe de puño al juez que no llegó a destino por la oportuna intervención de un efectivo de seguridad que reprimió al agresor y procedió a detenerlo, según indicaron fuentes de la directiva del club visitante.

Fue entonces que Pérez De Lucca debió subirse a un patrullero de la comisaría jurisdiccional de Florencio Varela, pero inmediatamente un grupo de dirigentes y allegados rodearon al vehículo y obligaron a la policía a liberarlo.

Embed

"Estoy muy enojado con el árbitro y la policía, porque en vez de darnos seguridad terminó agrediéndonos. Le pegaron con un proyectil a Matías Orihuela cuando iba a lanzar un córner y los efectivos de seguridad no hicieron nada, pero en el vestuario vinieron a pegarnos a nosotros", le contó a Télam el experimentado zaguero central quilmeño (ex Belgrano, Argentinos, Independiente y Corinthians, de Brasil) Sergio Escudero.

"Por eso nos quedamos con mucha bronca, más allá de la derrota, y le pido a la gente de Quilmes que venga a alentarnos el próximo domingo porque queremos revancha y le vamos a dar una gran alegría", advirtió Escudero respecto del nuevo enfrentamiento ante Defensa y Justicia que tendrá lugar en el estadio Centenario por la 25ta. fecha, a donde el 'Halcón' irá con "una fuerte custodia policial", según anticiparon fuentes del club de Florencio Varela.

Por su parte el técnico Díaz apreció que Baliño "juzgó erróneamente distintas acciones, perjudicando exclusivamente a Quilmes, especialmente la que permitió el primer gol de ellos, cuando Jonás Gutiérrez le cometió una falta muy fuerte a Gabriel Ramírez, que era para expulsión, pero la cobró al revés, cobrándole mano a 'Gaby'. De allí llegó el tanto y se pasó de la posibilidad de que ellos se quedaran con uno menos a estar 1-0 abajo", cuestionó.

"Los técnicos y los jugadores no nos podemos equivocar, porque si lo hacemos nos quedamos sin contrato, pero si lo hacen los árbitros no pasa nada, y ya son varios los partidos en que se equivocan en perjuicio de Quilmes en jugadas claves, lo que me llama muchísimo la atención, aunque no quiero pensar mal", sentenció.

La noche de lunes empezó, siguió y terminó mal para los jugadores de Quilmes, ya que de regreso a su estadio Centenario se encontraron con que sus vehículos había sufrido roturas de ventanillas para robarles algunas pertenencias que habían dejado en el interior de los mismos, según revelaron fuentes del club 'cervecero'.