Ovación
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Complicadísimo: River perdió 3 a 0 en Bolivia y peligra su sueño copero

El Millonario cayó en su visita a Jorge Wilsterman en el duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. El equipo de Gallardo deberá golear en el Monumental para seguir en carrera. Videos.

River Plate sufrió un duro golpe en su ilusión de levantar la Copa Libertadores, al perder esta noche 3 a 0 con Jorge Wilstermann de Bolivia en la altura de Cochabamba, en el partido de ida por los cuartos de final del torneo continental.
Los goles de Wilstermann, que venía de eliminar a Atlético Mineiro de Brasil en los octavos de final, fueron anotados por Edward Zenteno a los 4m de la primera etapa, Gilbert Álvarez a los 5m del complemento y Christian Machado a los 36m del segundo tiempo. River, que tuvo varias chances, ni siquiera pudo rescatar la importancia de marcar un tanto de visitante.
La revancha se jugará el jueves de la próxima semana en el estadio Monumental y el ganador se cruzará en semifinales con el vencedor de la llave entre San Lorenzo y Lanús (2-0 en la ida para los de Boedo).
Wilstermann fue una tromba en el inicio, "un equipo agresivo y directo" como había anticipado Marcelo Gallardo en los instantes previos al partido. Tanto, que generó cuatro tiros de esquina seguidos. Y en el cuarto, a los 4m, abrió el marcador ante la evidente tardanza de River en acomodarse al escenario.
Marcelo Bergese envió el centro desde la derecha y Zenteno, entrando solo a la altura del punto del penal, sacó una volea de derecha que dejó sin reacción a Lux y se convirtió en el 1-0.
Los bolivianos tuvieron una chance inmejorable de ampliar la diferencia a los 6m, cuando Serginho se le escapó a Maidana y definió mal en el mano a mano con Lux. Y a partir de allí empezó a progresar el equipo "millonario".
De la mano de Enzo Pérez, y a partir de un repliegue del local para apostar al contragolpe, River equilibró el desarrollo del encuentro. Pero salvo las irrupciones creativas del "Pity" Martínez (porque Nacho Fernández estuvo flojo, Santos Borré gravitó poco y Scocco quedó desconectado), Pérez no tuvo socios en la creación y los de Núñez no tuvieron más recursos que los remates lejanos para intentar un empate que no llegó.
Wilstermann tampoco llegó mucho más (un gol anulado por off side de Serginho, un centro de Bergese que cruzó el área), aunque su victoria parcial fue justa.
River tuvo una chance clara al inicio del complemento, con un cabezazo de Scocco que Da Silva rechazó en la línea, y en la siguiente jugada Wilstermann, que sacó provecho del desordenado retroceso de los de Gallardo, se puso 2 a 0: el "Pochi" Chávez, de gran rendimiento, sacó un buen centro desde la derecha que Pinola no pudo cortar y Álvarez, anticipando a Maidana, cabeceó fuerte y abajo al gol.
River acusó el golpe y le costó unos minutos la reacción. Y volvió a equilibrar el juego, pero del mismo modo que fue construyendo opciones para el descuento, también, por deficiencias propias y algunas virtudes ajenas (más la indisimulable condición de los 2.500 metros de altura de Cochabamba), quedó expuesto al golpe de gracia.
Lo tuvo dos veces Scocco (una clarísima, solo frente al arco), y falló en ambas; lo tuvo Nacho Fernández con un remate desde el borde del área que despejó el arquero; lo tuvo "Pity" Martínez (el mejor jugador de los de Gallardo) con otro disparo que también sacó Olivares (la figura del encuentro). La ineficiencia acentuó el recuerdo reciente de Lucas Alario. Y al final el que lo hizo fue Wilstermann.
A los 36m, a partir de un resbalón de Ponzio en tres cuartos de cancha, el local hilvanó una contra perfecta que terminó Machado con un remate feroz, a la derecha de Lux. Así terminó el partido, 3-0 exagerado para Wilstermann, que dejó a River al borde del nocaut y con la necesidad de encontrar el jueves una versión heroica de sí mismo para sostener el sueño de la Libertadores.


Embed

Embed

Embed

Comentarios