Policiales
Viernes 28 de Octubre de 2016

Otro femicidio en Mendoza: imputan a un hombre por matar a su pareja hace dos meses

Se trata de Cecilia Cortéz (39) a quien sus hijas encontraron muerta en su casa de Guaymallén. El marido quedó imputado por femicidio. Había caído preso por un robo días después de la muerte de su mujer. Al principio se creyó que era fallecimiento natural.

Un nuevo caso de femicidio se conoció en Mendoza. Un hombre fue imputado por ahorcar a su mujer hasta matarla en su casa de Guaymallén. Al principio se creyó que había sido una muerte natural, pero las pericias revelaron que había sido estrangulada.


El acusado por femicidio agravado por violencia de género y por el vínculo es un hombre de 40 años que está preso por un asalto cometido en Jocolí poco después de la muerte de su pareja, y que además, al momento del hecho, cumplía una condena por otros hechos delictivos.


La víctima es Cecilia Cortéz, de 39 años, quien el 29 de agosto pasado, fue encontrada por sus hijas de 14 y 19 años desvanecida en su casa de Rodeo de la Cruz, en Guaymallén.


Las chicas llamaron al Servicio de Emergencias Coordinado y un médico constató la muerte de la mujer en el lugar.


Primero se creyó que había muerto por causas naturales, pero los peritajes de Policía Científica dejaron entrever que se trataba de un homicidio por marcas que la víctima tenía en su cuello.


Finalmente el Cuerpo Médico Forense confirmó que Cortéz había muerto estrangulada manualmente.


En la investigación hecha por el fiscal Juan Carlos Alessandra se supo que 15 días antes de su muerte, Cortéz había echado de la casa a su marido, padre de sus hijas, cansada de las reiteradas golpizas que sufría, pero que nunca había denunciado.


Testigos contaron que el hombre tenía como costumbre golpearla. Detallaron que la tomaba del cuello, la levantaba y cuando estaba a punto de desvanecerse la soltaba, y luego le golpeaba la cabeza contra la pared o algún mueble.


Otro indicio fue que en el velorio de Cecilia Cortéz vieron que el hombre estaba rasguñado.


El 7 de septiembre, el acusado cayó detenido por un robo cometido en Jocolí junto a otros tres cómplices, situación que lo complicó por una condena por otro asalto, y quedó preso en la cárcel.


Las hijas de la víctima relataron que recibieron reiterados llamados de su padre desde el penal, quien las amenazaba para que no contaran nada sobre lo ocurrido con su madre.


El fiscal con las pericias determinó que la forma de muerte de Cecilia Cortéz coincide con los maltratos que recibía de su marido, por lo que decidió imputarlo por femicidio agravado y continúa preso.

Producción periodística:
Alejandro Gamero

Comentarios