Policiales
Miércoles 27 de Abril de 2016

Oris contó aberraciones: “Alejandra le pegó con una asadera a Camila y la niña se defecó por miedo”

El padrastro de la niña puso las cartas sobre la mesa en la última parte del juicio por Tentativa de Homicidio. Dijo que Ríos acusaba a su hija de “hacerla pasar vergüenza en el colegio”. El hombre hizo una declaración detallada de lo ocurrido, según su versión.    

Pedro Gustavo Oris, el padrastro de Camila Brusotti, declaró esta tarde ante el Tribunal de la sala I de la Cámara Penal, antes de escuchar los alegatos de las partes acusadas y de la Fiscalía.
Oris versó su defensa en una acusación explícita contra Alejandra Ríos. El sujeto dijo que la madre de Camila fue quien la golpeó con una asadera, que la niña se defecó encima por el miedo que le tenía y que luego la nena se fue a acostar descompuesta.
Dijo que la nena tenía mucho dolor de cabeza y le sangraba la nariz. “Ella la había retado porque la hacía quedar mal en el Colegio. Le pegó como cinco cachetadas y le tiró una zapatilla por la cabeza”. Según Oris, Camila le decía a su mamá que por qué le pegaba y lloraba. “Ríos estaba muy nerviosa. Alterada, tiritaba. Yo le dije que se la diera al padre (a Javier Brusotti) y ella dijo que no, que la nena tenía que estar con ella”.
Luego de esa descripción aberrante, siguió: “Ríos se fue a la calle. Yo le hablaba pero ella seguía caminando. Cuando la agarré me miró y me dijo "creo que me estoy volviendo loca". Oris confesó que Alejandra ingresó al baño y se puso a llorar. Camila también lloraba y decía que no se sentía bien. La niña se acostó sin cenar. “Yo le dije que la llevara al médico. Ella dijo que Camila tenía que aprender. Siempre le daba sopa a la nena”, dijo.
El día 25 de octubre es cuando Camila le pidió ir a la escuela y le dijo que no, porque iba a tener problemas con el padre. En ese momento, Oris señaló que a las 10.20, la pequeña se levantó y le dijo que hiciera una tarea. Estaba contenta hasta que llegó Ríos a las 13.45. Camila estaba acostada. Ríos habló con ella a las 16.30 para que le mostrara la tarea y para ir a ver los animales”.
Oris aseguró que cuando la nena le mostró la tarea “se alteró y comenzó a pegarle con el cinto porque decía que ya había hecho esa tarea. Camila lloraba y pedía que no le pegara más. Ahí  la tiró a la nena y Camila se pegó con un mueble. Yo traté de tranquilizar a Alejandra y no podía. Temblaba. Camila se metió en el baño cuando abrí la puerta, ella saltaba. Tenía los ojos en blanco, las piernas y el brazo retorcidos. La levanté. Ríos no hacía nada. Le abrí la boca, le hice respiración pero nada. Le dije a Alejandra que llamara a los médicos. Cuando llegaron Camila estaba muy mal. Ríos estaba como ida, fría, no reaccionaba”, aseguró. 

Comentarios