Policiales
Miércoles 16 de Diciembre de 2015

Ocultó su embarazó, dio a luz y escondió el bebé en la heladera

Ocurrió en Pilar, provincia de Buenos Aires. Se trata de una mujer de 22 años. En el hospital se dieron cuenta de lo que había pasado. Quedó detenida.

Tiene 22 años y había logrado ocultar su embarazo. Sin embargo, cuando su hermana fue a visitarla, la encontró muy pálida y con abundantes restos de sangre en su cama. Pese a que se oponía, la obligó a ir hasta el hospital. Allí los médicos advirtieron que acababa de dar a luz. Poco después, el cuerpo del recién nacido fue encontrado oculto en una heladera envuelto en una bolsa de nylon. La joven madre quedó detenida.
Según señalaron fuentes policiales, el hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la esquina de Río Éufrates y Teniente Jiménez, del barrio Luchetti de Manzanares. Allí vive una familia tipo en la casa de adelante y en el fondo se encuentra una pequeña casa de madera habitada por la joven, identificada como Maricel Arévalo Duarte, de nacionalidad paraguaya.
El lunes último por la tarde fue visitada por una hermana de 31 ya que se sentía mal, con dolores abdominales y algunas pérdidas. Sin embargo, aseguraba que era “normal”.
En el mediodía de este martes, la mujer regresó a visitar a su hermana enferma y ahí constató que la misma estaba muy pálida y con una abundante hemorragia, lo que la hizo sospechar que algo malo estaba ocurriendo y que su hermana se lo ocultaba.
La mujer terminó convenciendo a la joven y pidió una ambulancia para ser trasladada al Hospital Sanguinetti de Pilar. Allí los médicos de guardia constataron que había hecho un trabajo de parto, que aún tenía restos de placenta y quedó internada para su atención.
Al conocer esta situación, la hermana mayor dio aviso a la policía y con su permiso, efectivos del destacamento policial de Manzanares, a cargo de su titular el subcomisario Gabriel Visbeek, llegaron hasta la vivienda de la joven.
Por orden de la fiscalía interviniente ingresaron a la casa para una pormenorizada búsqueda. Luego de algunos minutos, en la heladera hallaron dos bolsas de residuos de color negro. En una de ellas había restos de placenta y diferentes prendas manchadas con sangre, y en la restante se encontró el cuerpo sin vida de un recién nacido.
Según especificó el médico de policía, “era de una criatura de 9 meses de gestación, de sexo masculino, que aún tenía su cordón umbilical y restos de placenta”.
Ahora, se aguarda el resultado de la autopsia, a realizarse mañana a la tarde en la Morgue Judicial de San Fernando, para determinar las causas del fallecimiento de la criatura.
Según el testimonio de los vecinos, nadie se había percatado de que la joven se encontraba embarazada. A su vez, señalaron que rara vez salía de su casa. Arévalo Duarte se encuentra internada y con custodia policial, hasta tanto se conozca el resultado de la autopsia. 
Por el momento, la causa fue caratulada como “averiguación de causales de muerte” con intervención de la Fiscalía de Violencia de Género de Pilar a cargo de Carolina Carballido. 
La madre
Maricel Arévalo Duarte se encuentra internada y con custodia policial, hasta tanto se conozca el resultado de la autopsia.

Comentarios