Mundo
Martes 18 de Enero de 2011

Ocho claves para dejar el cigarrillo

Un sitio especializado en salud difundió una lista de recomendaciones para abandonar el vicio y no retomar. Enero es el mes ideal, aseguran.

Enero es el mes por excelencia para dejar de fumar según las estadísticas.

El sitio de salud Vitónica difundió una lista de recomendaciones para abandonar para siempre el vicio y gambetear las recaidas.

1- Tu subsconciente te convencerá en que no querés dejar de fumar: hacé una lista con tus razones para dejar de fumar y verás que siempre salís ganando. El sitio recomienda no hacer caso y anotar realmente las cosas negativas.

2- La necesidad de sustitutivos: si sos de los que fuman menos de un paquete diario no hace falta que tomés sustitutivos que te den ese pico de nicotina diario, en caso de que tu boca sea como el tubo de escape de un r9 lo mejor son los chicles y los parches de nicotina.

3- No te impongas un mínimo de cigarrillos: si marcás que te puedes fumar esos tres cigarros críticos (el mañanero, el de la comida y el de antes de dormir) la batalla la tenés perdida, así que cambiá hábitos, duchate antes de desayunar, no tomés café en la comida (que te incita a fumar) y lavá tus dientes.

4- Cuidado al acabar tu tratamiento antitabaco: un porcentaje alto de recaídas se produce cuando se acaba el tratamiento de parches, Boprupión o parches, ese es el momento de empezar con el deporte, te distraerá y te sentirás tan bien al ver que puedes correr cada día más que te olvidarás del humo.

5- No existe la fantasía de que controlás la situación: no pensés que podés fumarte un cigarrillo una vez que llevas tiempo sin fumar sin que esto tenga efectos secundarios, ya que es un autoengaño. Si encendés ese cigarrillo tu posibilidad de recaer es de entre un 90 y un 95%.

6- No existen días especiales para fumar: una vez que lo hayas dejado no sirve una día especial como el nacimiento de tu hijo, la boda de tu hermano o que te haya tocado la lotería. Está claro que es el escenario ideal con todos tus amigos alrededor y más de uno ofreciéndote tabaco, pero recordás que si encontrás una excusa para recaer pronto serás de nuevo un apestado por el olor de la nicotina.

7- Llevas un año sin fumar ¿ya estás salvado?: pues no, hay estudios que aseguran que sólo si te mantenés alegado del tabaco durante 24 meses podés considerarte salvado de la recaída, pero no pensés que una vez que pase ese tiempo se puede fumar esporádicamente. Si lo hacés sos carne de las tabacaleras.

8- Si recaes no todo está perdido: las recaídas son parte del proceso de dejar de fumar, lo normal es tardar entre cinco y siete años en dejarlo con una media entre tres y cinco intentos serios de dejar de fumar, así que lo que cuenta es la experiencia, si recaíste dejá pasar unos meses y aprendé de tus errores para volver intentarlo.

Fuente: Vitónica.com

Comentarios