Mundo
Miércoles 11 de Febrero de 2015

Obama quiere poderes de guerra para combatir al Estado Islámico

El presidente de EEUU envió un borrador en el que señala que dicha organización "constituye una grave amenaza''. Además agregó que "Las fuerzas locales, en vez de los militares estadounidenses, deberían ser desplegadas para conducir esas operaciones", precisó

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama , solicitó al Congreso autorizar formalmente la guerra contra los extremistas del Estado Islámico , al enviar un borrador que señala que la organización jihadista "constituye una grave amenaza''.

El mandatario envió al Congreso una propuesta de tres páginas para autorizar el uso de la fuerza militar contra el sanguinario grupo , seis meses después deautorizar los bombardeos contra posiciones de EI.

Obama busca limitar las operaciones contra los milicianos a tres años y restringir el uso de tropas estadounidenses en "ofensivas terrestres permanentes".

Según el texto, el presidente demócrata también quiere revocar la medida del 2002 que autorizó la guerra de Irak. Pero su propuesta deja vigente una autorización del 2001, aprobada poco después de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, para una campaña contra Al-Qaeda y sus grupos afiliados.

"He dirigido una estrategia integral y sostenida para degradar y vencer a ISIL", escribió Obama en una carta que acompaña el borrador, usando un acrónimo para Estado Islámico.

"Las fuerzas locales, en vez de los militares estadounidenses, deberían ser desplegadas para conducir esas operaciones", precisó el mandatario.

El uso de la fuerza era reclamada por parte de los republicanos, mayoría en ambas cámaras, que exigía que Obama se involucre "con más firmeza" en la lucha contra el terrorismo. "Estado Islámico está ganando y tenemos que hacer algo más que liderar desde atrás", dijo el mes pasado el senador y ex candidato a presidente John McCain ante la estrategia de Obama.

Los demócratas, en cambio, tienen mayores reservas ante una nueva intervención militar en Irak y Siria, por lo que se espera un arduo debate en el Senado y la Cámara de Representantes.

Obama envió el proyecto un día después de confirmar una nueva muerte de un ciudadano estadounidense que estaba en manos de Estado Islámico. Se trata de la trabajadora humanitaria Kayla Mueller, de 26 años, rehén del grupo jihadista desde 2013.

La Nación

Comentarios